Perfil | Gonzalo Urquijo

Un financiero elegante

Gonzalo Urquijo se ha instalado en la cúpula de Arcelor casi de puntillas. Con 44 años y una vida vinculada a la contabilidad, se ha convertido en director financiero de Arcelor y en uno de los cuatro miembros del comité de dirección, el único español. Urquijo es madrileño y madridista de los que arrastran, si puede, a su familia al Santiago Bernabeu. La afición al fútbol le conecta con su jefe, el francés Guy Dollé, consejero delegado de la primera siderúrgica europea y apasionado del balompié y de Zinedine Zidane. Además de espectador deportivo, no perdona su carrera diaria y sus más de 45 kilómetros semanales de footing.

La vida empresarial de Urquijo siempre ha estado conectada a las finanzas, primero en la banca (Citibank y Credit Agricole) y luego en la siderurgia, en Aristrain, a la que llegó en 1992 como director financiero, cargo que mantuvo en 1997 cuando este grupo se incorporó a Aceralia. En teoría residía en Madrid, pero el trabajo le obliga a instalarse en Luxemburgo, ciudad en la que pasaba varios días por semana y donde ya había dejado constancia de su elegancia. No importa las horas de trabajo ni el momento del día, Urquijo destaca por su aspecto impecable. Otro detalle que gusta en Luxemburgo es que Urquijo es el único español de los muchos que pasean por la sede de Arcelor que ha dado sus primeros pasos en luxemburgués. "Habla francés mejor que los franceses". La frase dicha por uno de sus colaboradores se atribuye a un francés. Estudió en el Liceo Francés en Madrid y logró su licenciatura en económicas en la Universidad de Yale, en EE UU. En su currículum, además del inglés y el francés, destaca también un MBA.

Pero el financiero tiene un lado intelectual oculto que le viene, según él mismo reconoce, de herencia. Miembro del jurado de los premios Príncipe de Asturias y bisnieto de Gregorio Marañón, confiesa que la biblioteca de su bisabuelo marcó parte de su vida. Lector apasionado, tiene como prioridad al filósofo José Ortega y Gasset, de quien ha leído sus obras completas. Por vía familiar le llegan también los negocios, pues los Urquijo, de origen alavés, eran socios de Altos Hornos de Vizcaya y de la banca que lleva su nombre.

Es aficionado a viajar, actividad que no liga a los movimientos laborales, y sí con su familia (casado con una abogada y empresaria y tiene tres hijas). Al comité de dirección entró en 2004, cuando estaba formado por ocho personas, como responsable de distribución y trading, responsabilidad que mantiene junto a otras nuevas: compras, sistemas de información, relación con inversores y asesoría jurídica.

SCIAMMARELLA
Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS