Crítica:Crítica
i

Hacerse visibles

Con motivo de la exposición individual de Chen Chieh-jen (Taiwan, 1960) que tuvo lugar en el Jeu de Paume en 2001, se hacía referencia a la conexión que había en su trabajo con la idea del espejo kármico: "La ventana por la que los muertos miran a los vivos y se acuerdan del tiempo en que estaban vivos". Su serie del año 2000, Doce karmas bajo la ciudad, refleja bien esta idea. Y también se hace evidente en los trabajos fotográficos realizados a partir de imágenes históricas que documentan diferentes actos de violencia, represión y castigo, y que posteriormente manipula digitalmente. En todos ellos hay una explícita intención por actualizar esa idea del espejo kármico, transformándolo en un acto de reescritura de la historia, por el cual Chen Chieh-jen devuelve la visibilidad a los excluidos y sometidos, en una u otra época, por las relaciones de poder. Ese mismo interés por reconstruir la memoria histórica de los sujetos haciendo que se reapropien de su propia experiencia está presente en los dos vídeos que presenta ahora: Factory (2003) y Bade Area (2005), su más reciente trabajo, dos piezas que aparecen estrechamente relacionadas entre sí, no sólo por su conexión temática, sino también por la perspectiva documental y performativa desde la que están realizados.

CHEN CHIEH-JEN

La Fábrica

Alameda, 9. Madrid

Hasta el 5 de enero de 2006

En Factory, un grupo de tra

bajadoras de una fábrica textil de Taiwan cerrada desde hace siete años vuelve a ocupar sus puestos de trabajo. Las imágenes del interior ruinoso y polvoriento, en el que se amontonan los antiguos objetos ahora abandonados, se alternan con la minuciosa descripción de sus antiguas tareas, mientras se intercalan fragmentos de antiguos documentales propagandísticos del Gobierno sobre el desarrollo industrial.

En Bade Area un grupo de personas deambulan por unas desoladas instalaciones industriales situadas en una zona en la que se proyecta construir una zona residencial. Allí dentro, y sobre los tejados de los edificios, realizan acciones mecánicas y repetitivas que están en consonancia no sólo con la desfuncionalización efectiva de esos lugares, sino también con el desarrollo de una iniciativa de ocupación alternativa de los mismos.

En estas obras, Chen Chieh-jen plantea dos contundentes acciones de subjetivación de la historia y de recuperación del territorio urbano (fábricas abandonadas, espacios sin uso generados por la especulación). Con ello, tanto las empleadas despedidas de Factory como los trabajadores temporales que deambulan de un sitio a otro y de un empleo a otro de Bade Area pueden al fin reapropiarse del espacio y de la memoria, dejando así de ser sujetos pasivos de los procesos económicos que los vuelven invisibles.

'Factory' (2003), de Chen Chieh-jen.
'Factory' (2003), de Chen Chieh-jen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de diciembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50