Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

España circula en los vagones de cola

Empresas privadas compiten ya con ferroviarias públicas en numerosos países de la UE

España circula en los vagones de cola, aunque tal vez no ocupe el último lugar en grado de apertura del mercado ferroviario entre los 25 países de la UE, como se afirma en el Índice de 2004 sobre liberalización del tren elaborado por IBM Bussiness Consulting y la Universidad de Humboldt (Berlín), que se hizo público en noviembre. La razón es que el citado estudio se cerró antes de la apertura formal, que no la real, del mercado de mercancías en España.

Hace casi 15 años, en 1991, la UE elaboró una serie de propuestas para abrir a la competencia el mercado del ferrocarril, principalmente el tráfico internacional de mercancías. Fue el inicio de un largo y difícil proceso de liberalización del tren en Europa, en el que cada país se ha ido adaptando a las exigencias del mercado y de las sucesivas normas comunitarias con diferente velocidad y acierto.

Los ministros de Transporte de la Unión Europea han fijado para 2010 la apertura del tráfico internacional de viajeros a la competencia

Un proceso cuyo último capítulo se ha escrito la pasada semana, en una reunión de los ministros de Transporte de la UE que ha aprobado la liberalización del ferrocarril internacional de viajeros en 2010, dos años después de la fecha reclamada por la Eurocámara.

En estos momentos el estado de la liberalización de los ferrocarriles de mercancías en la Europa de los Veinticinco, según un informe no exhaustivo del ex secretario general de los Gestores de Infraestructura de los Ferrocarriles Europeos (EIM), es el siguiente:

- Reino Unido. Tras la privatización de British Rail, por los gobiernos conservadores de los primeros años noventa, se constituyeron dos grandes compañías que se distribuyeron el mercado. Por un lado, Freightliners Ltd, especializada en tráfico intermodal y, por otro, EWS, transportista de mercancía convencional. Desde entonces, Freightliner se ha ido desplazando hacia el negocio de los transportes más pesados, entrando en competencia con EWS, justo en un momento en que ésta última ha abierto sus puertas a los tráficos combinados. Además, nuevos operadores privados han irrumpido en este mercado.

- Francia. Hace escasos meses Europorte (una subsidiaria de Channel Tunnel-Eurotunnel) logró la primera licencia para operar con mercancías en régimen de tráfico internacional a través de Francia, y otra compañía, CFTA Cargo, subsidiaria de Connex, también lo ha logrado recientemente. Por cierto que trabajadores de la estatal SNCF bloquearon en junio el paso del primer tren de mercancías de CFTA Cargo.

Connex, división de transporte de Veolia, espera cerrar este año con una facturación por el conjunto de sus actividades de 100 millones de euros. Está presente en 25 países y emplea a 61.000 personas, entre sus divisiones de ferrocarril y carretera. En España, es socio de FCC en Detren.

- Bélgica y Países Bajos. En el mercado belga hay ya un operador privado activo en el negocio ferroviario de mercancías. En Holanda, 10 operadores remolcan trenes de contenedores desde Rotterdam a distintos destinos interiores, de los cuales uno es el operador estatal alemán Railion.

- Escandinavia. En Suecia, adelantada en la privatización europea del tren, está compitiendo el operador estatal (Green Cargo) con una veintena de compañías privadas. En Noruega, el único operador no estatal es una compañía que arrastra trenes pesados de mineral de hierro al norte del país. En Finlandia hay una compañía privada que acarrea su propio tráfico, pero que no compite con el operador nacional. En Dinamarca han logrado recientemente licencia 4 operadores y se han vendido las actividades de tráfico de mercancías de los ferrocarriles estatales a Railion, la operadora de mercancías de DB, que ya había adquirido también esta actividad en el sistema nacional holandés.

- Alemania. Hay más de 300 compañías privadas que están operando sobre las vías gestionadas por DB Netz. Estas empresas remolcan su propio tráfico y optan a nuevos mercados, en completa y libre competencia con la estatal DB. Entre las privadas, una de las más grandes es Rail4Chem, filial de la empresa química Basf, que opera además de en Alemania en los Países Bajos, Suiza, Polonia, Bélgica, Austria y Eslovaquia.

- Austria. Hay 9 operadores privados compitiendo en tráfico internacional..

- Italia.Los ferrocarriles privados han incrementado su actividad, principalmente a través de Ferrovia Nord Milan. Unas 30 empresas han obtenido licencias, aunque aún no han logrado sus certificados de seguridad. La mayoría de esas licencias se han solicitado para servicios de pasajeros regionales, pero Rail Traction ha logrado un contrato en la ruta de Brenner, ofertando transporte de mercancías entre Italia y Alemania

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2005