Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Función teatral contra la subestación

El Grupo de Teatro Griego Kosmos ofrece una representación al aire libre en apoyo del traslado de la instalación de Patraix

Manifestaciones, comunicados, recorridos en bicicleta, pancartas..., y teatro. La protesta vecinal contra la construcción de la subestación eléctrica de Patraix en Valencia se diversifica. De la mano de 44 estudiantes del IES Vicenta Ferrer Escrivá, la pequeña explanada situada junto a la futura instalación eléctrica se convirtió anoche en un escenario al aire libre en el que el Grupo de Teatro Griego Kosmos, creado en el centro educativo, representó dos tragedias, Los siete contra Tebas, de Esquilo, y Áyax, de Sófocles. Dos obras "de corte mitológico" en las que se muestra que "por encima del dolor y del drama, el destino de los seres humanos posee una grandeza que excede a lo meramente humano", rezaba la invitación del grupo teatral y la comisión para el traslado de la subestación fuera del barrio. El acto reivindicativo, a la par que cultural, congregó a decenas de vecinos. Actores y público desafiaron al frío, y el entusiasmo de los estudiantes compensó las precarias condiciones del escenario.

Las obras escogidas por el grupo teatral, que dirige el profesor Miguel Navarro, son versiones adaptadas de las tragedias clásicas de Esquilo y Sófocles que fueron premiadas este año en el VI Certamen Compitalia de Teatro Grecolatino. Además, se representaron "simbólicamente en el sitio idóneo", en el barrio de los estudiantes, que "no quieren vivir con la duda de si la subestación les provocará alguna enfermedad irremediable", señaló Navarro.

El barrio lleva meses de protesta continuada contra los planes de Iberdrola. Los vecinos temen los efectos sobre la salud de esta infraestructura; la empresa afirma que es segura. El rechazo ha llevado al Ayuntamiento de Valencia, del PP, a proponer sin éxito un traslado, para después culpar al Ejecutivo socialista de la obra. Las licencias, sin embargo, las ha concedido el Consistorio tras recibir el visto bueno del anterior Gobierno del PP, replica el PSPV. Los vecinos, mientras, mantienen su protesta, anoche expresada sobre las tablas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2005