Bush destaca los avances en Irak, pero admite que son insuficientes

George W. Bush celebró ayer los avances en la reconstrucción de Irak en vísperas de las elecciones en el país: "Los iraquíes empiezan a ver que vivir en libertad es vivir mejor", dijo el presidente de EE UU, para añadir: "La reconstrucción no siempre fue tan bien como esperábamos, sobre todo por los retos de seguridad; reconstruir una nación devastada por un dictador es una tarea a largo plazo". Bush habló de Nayaf, al sur de Bagdad, y Mosul, en el norte, como lugares "en los que sus habitantes están comprobando que hay mejoras concretas en sus vidas", mencionando la reconstrucción de 3.000 escuelas y diversos proyectos de infraestructuras, aunque admitió que "mantener el suministro eléctrico es un desafío" y que "hay aún secuestros y bandas armadas".

Bush se embarcó en una campaña para convencer a los escépticos norteamericanos de que existe una buena estrategia en Irak, basada en que las elecciones y el entrenamiento de las Fuerzas Armadas iraquíes permitirán gradualmente el repliegue de las tropas. El mensaje no acaba de cuajar, y de ahí los bajos índices de popularidad de Bush.

Los demócratas, mientras, se enfrentan a una tormenta interna que puede tener consecuencias en las legislativas de 2006 tras el comentario del presidente del partido, Howard Dean, de que "la idea de que vamos a ganar la guerra en Irak es equivocada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de diciembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50