Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique del Val expone su pintura en Sydney

El pintor bilbaíno Enrique del Val, de 27 años, licenciado en Bellas Artes en la UPV y residente en Australia desde 2002, ha plasmado en una colección de cuadros las experiencias vividas durante los meses que ha trabajado como voluntario en las comunidades aborígenes de las islas Tiwi, situadas a uno 80 kilómetros al norte de la ciudad australiana de Darwin. La exposición Karrikamini Kuwunawini presenta esas obras a partir de mañana una galería de Sidney.

"Karrikamini Kuwunawini es una copilación de historias. Las historias son omnipresentes en Tiwi. Todo el mundo cuenta historias y todo el mundo tiene historias que contar. Trágicas, banales, cómicas, las historias que merecen ser contadas conforman el universo conocido de los locales, explican las pautas de comportamiento, los tabúes y condicionan el modo de relacionarese entre ellos y con lo que les es ajeno", explica del Val. "Mantener la cultura viva significa mantener vivas esas historias. Las historias son ante todo una forma sencilla, humana y eficaz de compartir conocimiento".

Del Val completó su formación en la Universidad Politécnica de Valencia y, posteriormente, en Atenas. También fue en 2001 artista residente en Bilbaoarte. "Me he pasado la vida dibujando todo aquello que me gustaba", recuerda el artista. Del Val reconoce que el dibujo es el vehículo que utiliza de forma natural para expresarse.

"Mi pintura se inspira en la gente, por eso considero los cuadros casi como personas, como presencias", añade. Por ello, en buena parte de la obra de Del Val adquiere especial relevancia el retrato. "Por los obstáculos que se derivan de las diferencias entre Euskadi y Australia me he dado cuenta de que el motor que mueve mi obra es el entendimiento humano a pesar de las circunstancias

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 2005