Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS NUEVOS CAMINOS DEL FLAMENCO

Villa Ozama abrirá al público con ciclos de cine y documentación

La Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco cuenta, desde el pasado lunes con una sede fija en Sevilla. El edificio, Villa Ozama en la Avenida de la Borbolla, está catalogado por Patrimonio con la máxima protección. La rehabilitación para su nuevo uso ha costado 125.000 euros.

Villa Ozama tiene tres plantas, construidas entre 1912 y 1926 por el arquitecto Manuel Martínez Más. En la agencia trabajan una docena de personas, pero de ella dependen también el Ballet Andaluz -que dirige Cristina Hoyos-, con sede en la calle Calatrava, y el Centro Andaluz de Flamenco (CAF) ubicado en Jerez (Cádiz). Este último, que dirige el cantaor Segundo Falcón, funciona como un centro de documentación.

"La planta baja del edificio estará abierta al público alberga una zona de venta de libros y discos de flamenco. Además, hay una sala multiusos con capacidad para 30 personas en la que se pueden celebrar conferencias y tiene una pantalla para proyecciones. Este espacio servirá para organizar ciclos de cine relacionados con el flamenco", explica Alberto Bandrés, director de la agencia.

El edificio tiene también cuenta con una cibersala, con ocho puestos de ordenadores, para que los usuarios puedan consultar los fondos del CAF y otras bases de datos con las que se conectará la agencia. "Este espacio estará reservado a los investigadores, que dispondrán de una tarjeta para poder utilizar todos los servicios", aclara Bandrés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de diciembre de 2005