Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Copa de la UEFA

Violencia y tablas en Copenhague

El Espanyol arranca un empate ante el Brondby en un partido presidido por la dureza y el mal arbitraje

Lo que empezó siendo un partido animado y con alternativas degeneró en una sucesión de jugadas de una violencia extrema, propiciadas por un arbitraje nefasto. El Espanyol empezó jugando bien, se adelantó en un magnífico contrataque y concluyó desquiciado, metido en su área y a expensas del Brondby. Los dos equipos se quedaron con diez jugadores tras las expulsiones de Fredson y Johanssen, y Skoubo tuvo que ser retirado en camilla tras una brutal entrada de Kameni. Los 20 jugadores acabaron enfrascados en trifulcas y tarascadas ante la complacencia y las erróneas decisiones del árbitro holandés Jan Weggebef.

El Espanyol trató de actuar con pies de plomo frente a un rival muy físico, que no dudó en buscar los tobillos cuando no rascaba el balón, algo que sucedió muy a menudo. El inicio fue un espejismo. Daba la sensación el Espanyol de una superioridad tal que el partido parecía definido en apenas siete minutos, los que tardó De la Peña en trazar el primer pase. Luis García no aprovechó el mano a mano con el portero danés, Ankergren. Fue el primer aviso. El Espanyol iba a depender de su desenvoltura para encontrar el camino más corto de cara al gol. Cuando dominió territorialmente, le faltó paciencia en la elaboración de la jugada y acierto en el remate. Tamudo disparó cruzado a la salida de un córner que cabeceó Jarque. Moisés y Fredson probaron fortuna desde el borde del área. Pero el desgaste físico hizo mella en el equipo blanquiazul que empezó a ceder metros ante el empuje del Brondby. Kameni, que casi se traga un gol como ya le sucedió en El Sadar a base de tanto dar pasos atrás, fue puesto a prueba. La banda izquierda del Espanyol, la formada por Domi y Riera, no cerró las incorporaciones del lateral danés Rytter y la línea de medios no taponó las posiciones francas para el disparo desde la frontal del área. El Brondby, un equipo mediocre en muchos aspectos, especialmente en la técnica individual y en la elaboración del juego, aprovechó, sin embargo, las lagunas defensivas del Espanyol. Los centros pasados de Rytter permitieron dos buenos remates de Rasmussen y Elmander, y Kameni, que sacó una buena mano en un tiro lejano de Lorentzen, casi no se enteró en otro disparo desde 35 metros de Rasmussen que rozó el travesaño.

BRONDBY 1 - ESPANYOL 1

Brondby: Ankergren; Rytter (Daugaard, m. 70), Johanssen, Nielsen, Sennels; Retov (Jorgensen, m. 78), Lantz; Lorentzen, Elmander, Rasmussen; y Skoubo (Christensen, m. 73).

Espanyol: Kameni; Zabaleta, Lopo, Jarque, Domi; Moisés, De la Peña (Jofre, m.83); Fredson, Luis García (Ito, m. 71), Riera (Coro, m. 63); y Tamudo.

Goles: 0-1. M. 42. Tamudo remata en la boca del gol después de una asistencia de Luis García. 1-1. M. 66. Skoubo remata una falta de cabeza y el balón se cuela tras dar en Moisés.

Árbitro: Jan Weggebef (Holanda). Expulsó a Fredson y a Lotina, entrenador del Espanyol (m. 69) y a Johanseen (m. 78). Amonestó a Domi, Johanssen, Tamudo, Lanz, Luis García, Zabaleta, Rasmussen, De la Peña, Jofre y Moisés.

Estadio de Brondby. Unos 23.000 espectadores.

El gol del Espanyol nació de una jugada de contraataque. Fue la mejor de la noche. Retov intentó otro remate lejano. El balón rebotó en un defensa blanquiazul y fue a parar a pies de De la Peña. Con terreno libre por delante, lo Pelat arrancó una contra mortal de necesidad. Acompañado por Luis García y Tamudo, De la Peña se plantó frente a la frontal. Desde allí, metió un excelente pase a Luis García. El jugador asturiano fintó a un defensa y al portero danés, y envió a Tamudo que remató casi a placer.

El Brondby empató en una desafortunada acción de Moisés que tocó un balón que despistó a Kameni. El Espanyol se vino abajo y se encerró en su área. El Brondby envió un segundo balón al travesaño y, a partir de ahí, el Espanyol resistió como pudo: sacando balones bajo palos como hizo Lopo.

Para clasificarse, el equipo de Lotina deberá ganar ahora al Maccabi israelí. Ya están en dieiseisavos de final, Lokomotiv de Moscú, Steaua Bucarest, Middlesbrough, Litex (Bulgaria), AZ Alkmaar, Estrasburgo y Marsella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005