Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El transporte del puerto prefiere una mejor organización para ahorrar que el acceso norte

Resolver los problemas reduciría los costes en 44 millones año y sobrarían 880 camiones

De todos los aspectos que podrían mejorarse en el día a día del transporte de contenedores en el Puerto de Valencia para reducir costes, el acceso norte es el que supondría un menor ahorro. Los datos se presentaron ayer y forman parte del estudio elaborado por ELTC, la organización con más flota, y la Fundación Valenciaport. El transporte cree que el aspecto más importante a resolver son las pérdidas de tiempo y la mejor manera es con más organización interna en el puerto. Mejor organización e infraestructuras supondría un ahorro de 44 millones y sobrarían 880 camiones.

ELTC ha presentado 12 denuncias en tres meses contra el intrusismo en el puerto

El informe presentado deja claro que si las infraestructuras son importantes para mejorar el trabajo de los transportistas del puerto de Valencia y para ahorrarles costos, aún es más importante mejorar la organización interna del recinto. Infraestructuras, en cualquier caso, por carretera, ya que el informe deja claro que la participación del ferrocarril en el transporte de contenedores es muy baja (menos del 4%) y que no hay indicios sobre un incremento.

Las cifras no dejan lugar a dudas: la disminución de las retenciones con la mejora de infraestructuras supondría un ahorro anual para el sector de 4,5 millones, el acceso norte al puerto de 3,5 millones de euros y el incremento de la productividad vía, entre otros factores, la reducción de los tiempos de espera, 27 millones de euros cada año. Durante la presentación del informe, el presidente de ELTC, Alfredo Roig, explicó que el sector se ahorraría siete millones cada año si lograra reducir sólo un 10% "la distancia que los camiones hacen vacíos". Esta situación concreta se podría tratar de resolver intentando una "complementariedad" o con una apuesta por las plataformas logísticas. En conjunto, el sector asegura que ahorraría 44 millones de euros de resolverse todos esos problemas y sobrarían 880 vehículos en el puerto de Valencia.

Los responsables de ELTC, en cualquier caso, resumieron los tres grandes problemas del sector en la falta de infraestructuras claras -"recorremos muchos kilómetros de más", explicaron-, en las paralizaciones que sufren los vehículos en las terminales y aseguraron también que el tercer punto rojo está relacionado con las importaciones de productos que llegan de China, que "aprovechan todos los espacios", lo que incrementa los tiempos de carga y descarga en los almacenes para clasificar la mercancía.

Roig puso el foco sobre la pérdida de tiempo. "Hay determinadas puntas horarias en las terminales y si se regularizara más el tráfico, esta situación se ahorraría", explicó el responsable transportista. ELTC estima que el tiempo medio de espera para cada operación es de 45 minutos y considera que en el puerto de Valencia hay más problemas sobre este aspecto que en otros recintos portuarios como el de Barcelona.

Entre las actuaciones que el estudio menciona y con las que se busca resolver problemas presentes y situaciones futuras está para el propio sector la actualización en tecnologías o el establecimiento de "una política de representación empresarial conjunta" al igual que potenciar la central de compras que existe. La comunidad portuaria debería resolver los retrasos en la estiba o el control del intrusismo y para las administraciones queda el centro de transporte para estacionamiento y servicios -el 60% de los camiones carece de aparcamiento- o la mejora y actualización de las vías de acceso al puerto.

En relación con el intrusismo -que relacionan con prácticas como los excesos de peso y velocidad, con irregularidades en las autorizaciones legales, en los seguros o en la contratación de personal- ELTC insistió en que puede "poner en peligro la supervivencia de algunas empresas que operan dentro de la legalidad". Su presidente explicó, por ello, que la asociación lucha contra el intrusismo. Alfredo Roig explicó que en los últimos tres meses, ELTC ha presentado 12 denuncias, en muchos casos que no afectan a un vehículo sino a varios.

El estudio hace un repaso de un sector muy atomizado y ajeno a procesos de concentración. En el puerto de Valencia operan cuatro asociaciones que representan a empresas y autónomos transportistas y alrededor de 3.000 vehículos. ELTC aglutina una flota de 1.367 vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005