Majadahonda adjudica las dos parcelas que causaron la crisis política

El pleno de Majadahonda adjudicó ayer las polémicas parcelas RN-1 y 2D a la constructora Vallehermoso por 157 millones. La empresa Afar-4, que ofreció un millón de euros más por la 2D (62 millones) no la consiguió, debido a que Vallehermoso obtuvo más puntuación al proponer 787 plazas de aparcamiento adicionales, casi seis plazas por piso construido.

En la RN-1, la adjudicataria ha planificado 1.334 estacionamientos, seis por vivienda. Los técnicos municipales consideran esta oferta "desmesurada", por lo que han establecido una serie de condiciones para dar la licencia de construcción a Vallehermoso.

El primer intento de venta de estas parcelas desencadenó una fuerte crisis de gobierno en el PP majariego, en la cual se vio involucrada Esperanza Aguirre. El enfrentamiento terminó con la salida del anterior alcalde, Guillermo Ortega (actual presidente del Mercado Puerta de Toledo) y la expulsión de dos ediles del partido. Además, la Fiscalía Anticorrupción investiga presuntas irregularidades.Tras el escándalo, el nuevo alcalde, Narciso de Foxá, declaró desierta la venta. Convocó un nuevo concurso y ayer el pleno lo adjudicó con 13 votos favorables del PP, 10 en contra (siete del PSOE, uno de IU y dos de los ediles expulsados del PP) y dos abstenciones del grupo centrista. Al no haber cerrado el precio como en el primer intento de venta, Majadahonda percibe ahora 61 millones más. PSOE e IU denuncian que esta forma de vender suelo público se asemeja a una subasta, hace que suban los precios de los pisos y se vuelvan todavía más inaccesibles.

El nuevo propietario de las parcelas, el grupo Vallehermoso, ha ofertado casi seis plazas de aparcamiento por piso, lo que está "muy por encima de los parámetros habituales en el municipio", según los técnicos.

El PSOE se opuso ayer a la adjudicación porque, según su portavoz, Ricardo Núñez, el PP no les ha garantizado en qué se va a gastar el dinero que va a ingresar el Ayuntamiento. "Ese importe no tiene que ir ni a pagar la luz ni las nóminas. Se debe emplear o bien en adquirir suelo o en construir viviendas de protección pública".

Las dos ediles del grupo centrista, se han abstenido y su portavoz, Mercedes Pedreira, ha pedido que se deje sobre la mesa hasta que no se reciba el informe de la Confederación del Tajo, que garantice que el aparcamiento no daña las capas freáticas. Además, han presentado un plan para que se edifiquen 1.000 viviendas de protección pública. La portavoz de IU, Dolores Dolz, se ha opuesto a la venta porque es contraria a que se venda el patrimonio municipal al mejor postor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50