Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para cuatro salafistas que querían montar 'bombas sucias'

Intentaron adquirir Goma 2 en minas de Granada a cambio de hachís

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decretó ayer la prisión de cuatro presuntos integrantes del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, a los que imputa haber intentado conseguir explosivos del tipo Goma 2 a cambio de hachís, y haber mantenido contactos para obtener mercurio rojo, un material que ellos creen apto para fabricar bombas sucias.

Los detenidos son Said Bouchema, Khaled Bakel, Salim Zerbouti y Lyes Sihamida, a quienes el juez ha imputado un delito de colaboración con banda terrorista. Según el auto de prisión, de las vigilancias y seguimientos policiales, las conversaciones telefónicas y sus declaraciones ante la policía y el juez se desprende que los cuatro detenidos podrían pertenecer a una célula logística de la organización terrorista "Grupo Salafista para la Predicación y el Combate", encargada de proporcionar a los grupos armados los medios necesarios para ejercer su actividad delictiva.

Según el juez, existen indicios de que entre enero y marzo de este año, bajo las órdenes de Said Bouchema, que ejercía de líder espiritual del grupo, Khaled Bakel contactó con un grupo de personas en Granada que podría proporcionarle explosivo del tipo Goma 2, "probablemente sustraído de las explotaciones mineras existentes en dicha comarca".

La resolución judicial precisa que Bouchema y Bakel "inician conversaciones" -no dice con quién- para procurarse los explosivos, para lo que ofrecen pagarlos mediante hachís. Al no llegar a un acuerdo, el intercambio no se llevó a efecto, señala la resolución.

No obstante, los miembros de la célula continúan sus actividades destinadas a recaudar dinero para los grupos que practican la yihad para lo que cometen delitos comunes como la falsificación y venta de tarjetas de crédito y de documentación falsa para cometer defraudaciones, tráfico de drogas y receptación de artículos robados.

También por indicación de Said Bouchema iniciaron contactos y exploraron la posibilidad de obtener mercurio rojo, material que para ellos es apto para fabricar bombas sucias, y "en cuya posible adquisición se encontraban cuando fueron detenidos".

Fuentes de la Audiencia Nacional negaron ayer que los detenidos preparasen un "inminente atentado" para las fiestas navideñas o que éste fuese a tener lugar en alguna zona específica de Madrid. Dichas fuentes indicaron que el delito imputado es "colaboración", y no "integración" o pertenencia en grado de "dirigente" en banda terrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2005