Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La gente joven nunca falla para ver 'cortos"

Agudizar el ingenio para ofrecer otra mirada y premiar el empeño de la historia breve. Décadas después de la mítica Semana de Cine de Autor de Benalmádena de los años setenta, unos inquietos cinéfilos decidieron arriesgarse y recoger el testigo para convertirlo en referencia de los aficionados de la Costa del Sol al séptimo y más arriesgado arte: el corto y el cine alternativo. Desde este año, en su octava edición, se han separado ambos retos y si los cortos comenzaron ayer, el cine alternativo tendrá su hueco a partir de mayo. "Nos veíamos desbordados por 400 cortometrajes cada año, y ahora habrá más espacio para todo", decía Jaime Noguera, director de la muestra.

"Para ver cortos, la gente joven siempre se anima y nunca falla", aseguraba José Ramón Martínez, jefe de programación. No es extraño que sea un éxito, al servir en bandeja y de forma gratuita cortos de realizadores como Spike Lee, Bernardo Bertolucci y Jean-Luc Godard, y largometrajes de autores venerados como Ken Loach. Además del homenajeado Loach, el premio Cortoman, recae esta edición en Antonio Meliveo, músico malagueño, "por haber musicado en innumerables veces y desinteresadamente" los cortometrajes de los autores noveles malagueños.

El festival sirvió además ayer de paraguas para una nueva iniciativa que puede aportar luz y dinamismo al siempre necesitado de ánimo sector audiovisual andaluz. Por la tarde directores de 21 festivales, reunidos en el Castillo de Bil Bil, crearon ayer la Asociación de Festivales Audiovisuales de Andalucía, gracias al impulso de la Consejería de Cultura, para coordinar acciones conjuntas que potencien la eficacia y difusión de la pantalla andaluza. Tendrá como sede la filmoteca andaluza en Córdoba, y con la RTVA y el Consejo Audiovisual andaluz, además de la filmoteca como socios honorarios, pretende ser el espejo del sur de las asociaciones regionales de festivales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de noviembre de 2005