Desarticulada una red de apoyo y financiación del terrorismo islamista

Uno de los 11 detenidos fue deportado desde Holanda por amenazar la seguridad nacional

La Guardia Civil detuvo ayer a 11 hombres en Alicante, Granada y Murcia a los que acusa de formar parte de una célula de apoyo logístico y financiero al Grupo Salafista de Predicación y Combate (GSPC), vinculado a Al Qaeda. Los arrestados se dedicaban supuestamente al robo y duplicado de tarjetas de crédito. Uno de los arrestados fue deportado hace un año desde Holanda al ser considerado una amenaza para la seguridad nacional tras el asesinato de Theo van Gogh.

Más información

La llamada Operación Gamo ha sido ejecutada para "cortar de raíz" el inicio de la actividad de esta célula para impedir "que llegara a mayores", según el ministro del Interior, José Antonio Alonso. Los detenidos (ocho en Alicante, dos en Granada y uno en Murcia) supuestamente estaban mandando dinero a cuentas y a personas residentes en Argelia vinculadas al GSPC. El dinero supuestamente lo obtenían del robo y duplicación de tarjetas de crédito, la venta de drogas y el robo de coches.

Los agentes se han incautado durante los registros de tarjetas de crédito duplicadas, algunas de las cuales estaban escondidas en enchufes y cajetines eléctricos de una de las viviendas, así como un aparato para clonarlas. Además, han requisado pasaportes de Marruecos, Rumania, Argelia y Francia, así como permisos de conducir de esta última nacionalidad. Éstos estaban listos para ser falsificados, según fuentes de la investigación.

Los detenidos regentaban o trabajaban en Alicante en el locutorio Mundophone, la cafetería Maybe y la carnicería Aziz, que han sido registradas. En Granada regentaban otro locutorio y el taller mecánico La Cartuja, donde los agentes localizaron un coche al que se le habían borrado los números de identificación del bastidor y el chasis. Todos estos establecimientos han sido registrados.

Los detenidos, según la Guardia Civil, habían extendido su actividad a varios países, donde tenían contactos con otros individuos de origen argelino. Los contactos han sido localizados en Alemania, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca y Holanda.

Uno de los detenidos, Abdelhamid Bouchema, procede precisamente de Holanda, de donde fue deportado hace un año hacia España, una vez que fue considerado una amenaza "para la seguridad nacional" tras su captura a raíz del asesinato del cineasta Theo van Gogh. Las autoridades de los Países Bajos pactaron antes la entrega, ya que en su pasaporte tenía un visado expedido por España.

La esposa de Abdelhamid Bouchema, una somalí con nacionalidad holandesa cubierta hasta los tobillos por un velo negro y que dijo llamarse Fartum, explicó que su marido llegó a Granada en 1998 y que tenía permiso de trabajo y residencia, informa Manuel Altozano. La mujer señaló que Abdelhamid ya había sido detenido en Holanda (donde ella vivía) en otras dos ocasiones por cuestiones relacionadas con el terrorismo islamista. "La primera vez pasó ocho días en la cárcel y la segunda, cuatro", dijo Fartum, que decidió hace mes y medio venirse a vivir con él a Granada. "Los guardias se han llevado 40.000 euros y todo el oro que teníamos", aseguró mientras mostraba su casa, completamente revuelta tras el registro. La Guardia Civil rebajó esta cantidad a 35.000 euros.

El ministro del Interior subrayó que los detenidos no guardan relación con el 11-M ni estaban preparando nuevos ataques en España "a corto o medio plazo". Sin embargo, el atentado de Madrid fue de inspiración salafista y varios partidarios de esta corriente extrema del islam están presos por el intento de atentado con coche bomba contra la Audiencia Nacional.

Y algunos de ellos estaban vinculados a los autores de la matanza de los trenes, como también lo estaban algunos de los presos en Holanda por el asesinato de Van Gogh. Este año ya han sido detenidas 63 personas en España por su presunta vinculación con grupos terroristas islamistas. Fuentes de la investigación indicaron que aún están pendientes de detener algunos miembros de esta célula, por lo que no se descartan nuevos arrestos esta misma semana. El detenido en Murcia no estaba inicialmente incurso en la operación, pero fue capturado para evitar su fuga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50