Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sancho Gracia recoge el Premio Ciudad de Huelva por su trayectoria cinematográfica

El actor español afirma que el personaje de Curro Jiménez es un "símbolo universal"

El actor español Sancho Gracia recibió ayer de manos del director Álex de la Iglesia el Premio Ciudad de Huelva, que reconoce su trayectoria cinematográfica, en el marco del Festival de Cine Iberoamericano, que se celebra hasta el próximo sábado. La muestra ha editado también un libro homenaje al actor, Sancho Gracia. La fuerza del bandolero melancólico, escrito por el periodista Juan Cruz, que se presentó ayer con motivo de este reconocimiento. Sancho Gracia aseguró recibir el premio "con amor, cariño, nostalgia, alegría y agradecimiento".

Gracia señaló que parte de su vida está ligada a Latinoamérica: "He vivido muchos años en Uruguay y, por ello, todo lo que tiene que ver con Latinoamérica es muy querido para mí. Este festival lleva el nombre de Iberoamérica y para mí tiene un amor especial".

Gracia recordó que fue el encargado de entregar el primer Premio Goya a una película extranjera al director Eduardo Mignona y explicó que nunca entendió por qué se llamaban extranjeras a películas de habla hispana. "Dije siempre que esas películas eran de habla hispana y desde entonces se llama así, me hicieron caso", comentó. Sancho Gracia destacó que lo más importante, además del premio, es que está "rodeado de grandes y buenos amigos en este momento".

Juan Cruz define en el libro a Sancho Gracia como "el madrileño que fue uruguayo, y que es uruguayo a todos los efectos, el bandolero que fue Curro Jiménez, y el personaje que fue tantos en tantas películas, y que ha sido y es uno solo en la vida". El volumen se compone de una serie de reflexiones y de entrevistas con el actor. Juan Cruz afirma que el director de la muestra, Porfirio Enríquez, se fijó en él para desarrollar este trabajo a raíz de una conversación que mantuvo con Sancho Gracia y que fue publicada por El País Semanal.

"Bandolero melancólico"

"Aquella primera conversación, que aquí se contiene, se hizo en una tarde oscura del invierno madrileño en un lugar que ahora parece un juguete conservado, pero antiguo, del Madrid previo a la movida, cuando todo era teatro, y su glamour, paseaba por los salones de Mayte Commodore, pues ahí nos encontramos", recoge en el prólogo. El libro contiene numerosos guiños al pasado: "Sancho Gracia es un bandolero melancólico, y esa actitud te desarma: no necesita pistolas. Pues aquella vez que nos vimos para establecer cómo debía hacerse el libro, terminamos luego cenando con dos personajes con los que él quería estar, Ángel González y Pepe Caballero Bonald, con quien le unen las memorias del pasado madrileño antifranquista".

Sancho Gracia, que interpretó al mítico bandolero Curro Jiménez, afirma en el libro que el personaje surgió a raíz de una lectura. "Leo a Hernández Girbal, que es un hombre que recopiló todo el tema de bandoleros. Y lo leo, y digo, 'joder, esto es una especie de western de aquí de espero'. Y lo propongo a Televisión Española, y al cabo de no sé cuántos meses me lo aceptan". Y añade: "La verdad es que el éxito me sorprendió un poco". Sancho Gracia afirma en este trabajo: "creo que estábamos en ese momento de la transición, salíamos del hoyo de la dictadura, y revisando los Curros Jiménez, resulta que eran una especie de lucha por la libertad, contra el poder establecido, contra lo que se llama dictadura, aparte de todo lo demás que podías ver en la serie, de los caballos, los directores, los actores...".

Sancho Gracia afirmó ayer que la gente mantiene el recuerdo de Curro Jiménez porque es un "símbolo universal". "Todo lo que significó en su tiempo, se mantiene en el candelero, y la gente se acuerda, porque es universal en el sentido de que los diálogos eran universales, los textos universales", expresó. Y criticó las series actuales: "Las series de televisión que se hacen son muy graciosas, pero se cagan en la ... de Aznar o de Zapatero, o de no sé qué, tocan los temas que hay en la actualidad de esa semana. Eso mañana no existe. Lo mismo pasa con los actores de ahora".

Sancho Gracia dejó sus huellas ayer en el Paseo de la Fama, acto que realizó igualmente el director de cine portugués Manoel de Oliveira, también reconocido con el premio Ciudad de Huelva. Oliveira presentó ayer su película Espelho Mágico, que participa en la sección oficial a concurso. El festival acogió ayer la presentación de la película Quase dois irmaos, de la directora brasileña Lucía Murat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005