La Cámara de Cuentas detecta irregularidades en el Ayuntamiento de Sanlúcar

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha emitido un informe en el que responsabiliza a cinco ediles y ex concejales del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), entre ellos el actual y el anterior alcalde, de diversas irregularidades contables detectadas en las cuentas de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) entre 1998 y 2000.

Según el documento, estos cargos públicos deben hacer frente de su bolsillo al pago de 823.000 euros como responsables "directos del menoscabo causado en los fondos" de la GMU.

El alcalde de Sanlúcar, el popular Juan Rodríguez; el delegado municipal de Vivienda, Marco Antonio Caballero; el que fuera regidor con el PSOE, Agustín Cuevas, y su delegado de Urbanismo, Rafael García Raposo; y el también ex dirigente del área de Urbanismo y líder del PA en el municipio, Antonio Prats han sido los señalados por la Cámara de Cuentas de Andalucía como presuntos responsables de las irregularidades contables detectadas.

El organismo fiscalizador asegura que de las cuentas públicas salieron cantidades por coste de personal laboral "sin justificar su destino". También censura el pago de pluses y complementos por encima de lo establecido a determinados funcionarios del área de Urbanismo hasta alcanzar los 183.000 euros. Otro de los puntos refleja el "incremento del precio" observado en las obras de peatonalización del centro histórico comercial.

Deudas condonadas

Por último, la Cámara de Cuentas destaca que la condonación de deudas por infracciones urbanísticas era un comportamiento habitual. El consejero mayor de esta institución, Rafael Navas, explicó ayer en Cádiz los fundamentos de este informe: "Hay dos cuestiones que nos llamaron la atención, fundamentalmente. Una, que era el pago por encima de las cuantías establecidas a un conjunto de funcionarios y empleados de la Gerencia de Urbanismo; y otra era la condonación de una serie de sanciones por infracciones urbanísticas a un grupo de propietarios, constructores y particulares".

Ninguno de los miembros del gobierno local quiso manifestar su opinión ayer. El ex alcalde Agustín Cuevas y el andalucista Antonio Prats se limitaron a recordar que en el Consistorio sanluqueño existe desde 1995 un artículo de las ordenanzas municipales por el cual las sanciones tributarias pueden ser condonadas de forma "graciable" por la alcaldía, cuando no exceden de 901.000 euros, o por el pleno en caso contrario.

El PSOE, por su parte, pidió que se aclare todo lo ocurrido y recordó que tanto Cuevas como García Raposo fueron expulsados del partido a raíz del llamado caso Sanlúcar. Las irregularidades contables están ya en manos del Tribunal de Cuentas, ante el que los afectados podrán presentar sus alegaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción