Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una espectacular manga de agua en el mar, a dos kilómetros de la costa, alerta a los vecinos de Santa Pola

Un fenómeno meterológico relativamente poco frecuente en estas latitudes alarmó a los residentes de la urbanización de Gran Alacant, en Santa Pola. El Centre de Coordinació d'Emergències informó ayer de que se había avistado un posible tornado a unos dos kilómetros de la costa de Santa Pola, sin que se tuvieran noticias de daños personales o materiales. La aparición de este fenómeno meteorológico ocurrió, según el relato de un testigo a Emergencias, sobre las 11.15 horas a la altura de la urbanización Gran Alacant y en dirección a Santa Pola. Según Emergencias, no se trató de un tornado ya que, una vez contactado con el Instituto Nacional de Meteorología, determinaron que el fen?meno era una espectacular manga de agua, una especie de cinta espiral de agua de mar con viento hacia una nube baja. Este fenómeno es, en todo caso, de menor intensidad que un tornado, que sólo se denomina así cuando la manga invade tierra firme. En caso de que se hubiera acercado más a la costa habría perdido fuerza.

El Centre de Coordinació d'Emergències alertó a Salvamento Marítimo, que a su vez comunicó esta situación meteorológica tanto a las cofradías de pescadores como a los clubes náuticos de la zona.

Por otro lado, el Cuerpo Municipal de Bomberos de Valencia realizó diversos servicios en la madrugada del viernes al sábadopara sanear cornisas de las fachadas o achicar agua de plantas bajas, debido a las lluvias registradas. Así, efectivos de bomberos achicaron el agua que había entrado en el Café del Alba, situado en la planta baja del número 22 de la calle de Guardia Civil, debido a unas filtraciones en la terraza del piso superior. Hacia 00.20, los bomberos realizaron un servicio para sanear las cornisas de los balcones del número 17 de la calle de Arnaldo Villanueva y la fachada colindante, debido a la caída de cascotes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2005