Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL PP

El vicepresidente del Consell confía en que la fuga de Tomás no aliente otras deserciones en el partido

El vicepresidente del Consell y secretario provincial del PP de Castellón, Víctor Campos, y el vicesecretario regional y portavoz adjunto del Grupo Popular en las Cortes, Ricardo Costa, condenaron ayer en el episodio de transfuguismo protagonizado por Javier Tomás y le reclamaron la devolución de las actas de diputado autonómico y de concejal en L'Alcora.

Campos reconoció que la situación les ha pillado por sorpresa y expresó su confianza en que la fuga del diputado no aliente nuevas deserciones de cargos institucionales del PP. "Si me hubiese preguntado hace un mes si Tomás iba a tomar esta decisión le hubiese dicho: rotundamente no", confesó el vicepresidente del Consell, que añadió: "No tenemos constancia de que pueda generar un efecto por simpatía en el PP".

El número dos del Gobierno valenciano insistió en la tesis de que la fuga del diputado autonómico es "un gran caso de corrupción, es hablar de estafa, de robo a los ciudadanos", aunque la estabilidad del Consell está garantizada.

Los dirigentes del PP intentaron no agravar la herida y Campos se mostró "convencido de que no han influido las declaraciones [sobre corrupción en el PP] de [la consejera de Bienestar Social, Alicia] De Miguel" en la decisión del diputado Javier Tomás a la hora de pasarse al Grupo Mixto de las Cortes. El vicepresidente negó que le preocupe el protagonismo logrado por Coalición Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2005