Piqué llama "fascista" a José Zaragoza por pedir que no se pacte con el PP

El presidente del PP catalán, Josep Piqué, provocó ayer un airado debate político al calificar de "fascista" al secretario de organización del Partit dels Socialistes (PSC), José Zaragoza, quien la víspera había reclamado a Convergència i Unió (CiU) que rompiera sus pactos municipales con los populares, por ejemplo en el Ayuntamiento de Tarragona.

"Hoy publican los periódicos que el señor Zaragoza, del PSC, le ha exigido a CiU que no se le ocurra llegar a ningún acuerdo municipal con el PP", aseguró Josep Piqué en la clausura de la Interparlamentaria del PP, dedicada este fin de semana en Barcelona a detallar la censura total de ese partido al Estatuto catalán. "Yo quiero decir que ese señor es un fascista, porque es fascismo pretender excluir a fuerzas democráticas y a los ciudadanos que han confiado en esas fuerzas democráticas", clamó Piqué y los suyos le aplaudieron.

Después, el presidente del PP, Mariano Rajoy, también se refirió a este asunto, pero no utilizó la palabra fascista. Sí dijo que es "absolutamente antidemocrático" decir que no se puede pactar con el PP, "como marca el Pacto del Tinell". Rajoy retó a que esa prohibición de pacto se lleve a sus últimas consecuencias: "Si no se puede pactar con el PP, ilegalícenlo ustedes".

La presidenta del grupo parlamentario del PSC, Manuela de Madre, exigió a Piqué una rectificación. "El señor Piqué sabe muy bien qué es ser fascista, y no lo digo porque él lo sea, sino porque sólo le hace falta mirar a su alrededor, a algunos compañeros de su partido", afirmó la dirigente socialista. "Para actitudes poco democráticas, beligerantes y reaccionarias las que tuvieron algunos diputados del PP y Mariano Rajoy" durante el debate del miércoles en el Congreso de admisión a trámite del Estatut.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, lamentó ayer que todavía no se haya podido "civilizar a la derecha española", en referencia al PP, pero rechazó que su formación rompa los acuerdos municipales con el Partido Popular. Duran dijo que mientras CiU gobierna con los populares en 15 ayuntamientos catalanes, el PSC lo hace en 16, con el "agravante" de que los socialistas presentaron en las pasadas elecciones municipales la mitad de candidaturas que los nacionalistas.

Todos los partidos catalanes cargaron contra los populares por sus andanadas contra el Estatuto catalán y pidieron al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que desoiga la propuesta de pacto lanzada por Rajoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50