El gasto social crecerá por encima del 10% en los Presupuestos de la Generalitat de 2006

El Gobierno catalán destinará 1.200 millones al pacto de competitividad, el triple que en 2005

Los presupuestos catalanes de 2006, que el Gobierno catalán llevará esta semana al Parlament, tendrán un marcado acento social: el gasto en este capítulo crecerá "por encima del 10%" el año próximo, centrado en sanidad, educación y el denominado cuarto pilar del Estado de bienestar, la atención a las personas en situación de dependencia. El pacto de competitividad tendrá también un papel preeminente, con una dotación de 1.200 millones de euros, el triple que en 2005, según han avanzado fuentes del Departamento de Economía y Finanzas de la Generalitat.

Tras un presupuesto de 2004 calificado de "transición" por el consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells -el primero con el tripartito al poder-, las cuentas públicas de 2005 ya dejaron patentes -sostienen fuentes del Ejecutivo catalán- las dos prioridades del Gobierno catalán: un fuerte aumento del gasto y de la inversión. Se presupuestó un esfuerzo inversor de 4.483 millones de euros, con un alza interanual del 65%, para influir, entre otras, en las políticas sociales.

El presupuesto de 2006, cuyo anteproyecto llegará la próxima semana a la Cámara catalana, "dará aún más prioridad al gasto social, que crecerá por encima del 10%", básicamente en educación, sanidad y la atención a las personas en situación de dependencia, informan fuentes del departamento que dirige Castells. La Generalitat se comprometió el año pasado a destinar 457 millones de euros a lo que se denomina el cuarto pilar del Estado de bienestar.

El Departamento de Salud es el que acapara el mayor gasto público. En las cuentas de 2005 fueron 7.112 millones de euros, casi un tercio del presupuesto total, que se elevó a 20.700 millones de euros. El Gobierno se comprometió, entre otras medidas, a crear 1.400 plazas residenciales y de acogida, y 500 de atención diurna para ancianos y en centros especializados en disminuidos.

Para el año próximo, a pesar de las restricciones del plan de saneamiento -que no prevé alcanzar el equilibrio presupuestario hasta 2008- y del modelo de financiación vigente, que el Parlament considera insuficiente, el acuerdo alcanzado con el Gobierno central en sanidad da un margen de maniobra importante a la Generalitat: 635 millones de euros en 2006.

4.000 nuevos maestros

Pese a que el plan de saneamiento se está cumpliendo "más que satisfactoriamente", a juicio de las citadas fuentes, el gasto corriente, que en las cuentas de 2005 se disparó hasta casi el 11%, "seguirá creciendo". En educación, por ejemplo, la Generalitat prevé registrar un significativo aumento de la escolarización de alumnos, lo que exige de 3.000 a 4.000 nuevos maestros. Las cuentas públicas de 2005 preveían la contratación de 3.600 profesores.

El otro gran foco del presupuesto catalán de 2006 será el acuerdo para la competitividad de la economía catalana, que la Generalitat y los agentes sociales firmaron el pasado febrero.

El Ejecutivo tripartito prevé una partida de 1.200 millones de euros, casi el triple que la dotación de 2005, que fue de 470 millones, 370 de los cuales el Gobierno catalán ya pensaba incluir en las inversiones al margen del pacto. Las inversiones hídricas y de residuos, de carácter privado, han incrementado la dotación en otros 260 millones.

El acuerdo consta de 86 medidas con un coste de 2.000 millones de euros.

Tras las recientes críticas por parte de los agentes sociales, especialmente de los sindicatos, por el retraso en la aplicación de las medidas del acuerdo para la competitividad, el Departamento de Economía -coordinador del pacto- asegura que ya se ha cumplido el 75% de lo correspondiente a 2005.

Economía reitera -a partir de las críticas del Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña (CTESC) porque la ley de medidas financieras para el año 2006 prevé un aumento de las tasas del 3%- que suprimirá tres figuras impositivas.

El Gobierno catalán, que preside Pasqual Maragall, estrenará en 2006 un presupuesto basado en objetivos. Se estructurará en torno a nueve grandes áreas, que estarán subdivididas en 34 políticas de gasto y éstas, a su vez, en 109 programas. Cada uno de ellos, en el que pueden estar implicados varios departamentos y organismos, tendrá sus propios objetivos cuantificables.

Sobre la firma

Director adjunto de EL PAíS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción