El PSPV ordena a sus concejales en Alicante votar contra el plan Rabassa

El portavoz, Blas Bernal, queda en minoría y aplaza su decisión

El secretario de Organización del PSPV-PSOE, Vicent Sarrià, y el de Política Municipal, Antoni Such, transmitieron ayer al grupo socialista en el Ayuntamiento de Alicante la decisión de la dirección del partido de oponerse al Plan Rabassa. Un proyecto impulsado por el promotor Enrique Ortiz que apoya el alcalde de la ciudad, Luís Díaz Alperi, y que prevé la construcción de 15.000 viviendas. Las únicas reticencias y resistencias partieron del portavoz municipal, Blas Bernal.

Bernal ha venido manteniendo una posición ambigua sobre la postura que debían adoptar los concejales socialistas respecto del plan Rabassa, alegando que la Ejecutiva del PSPV-PSOE no había tomado una decisión formal sobre este tema. Para clarificar esta situación, Joan Ignasi Pla, reunió el miércoles a la dirección de su partido, que adoptó sin ninguna opinión contraria (José Antonio Godoy, secretario de Infraestructuras, no se pronunció) oponerse al plan Rabassa. Los portavoces de la dirección socialista trasladaron esta decisión a sus concejales en Alicante; pese a que su portavoz intentó, sin éxito, que no estuvieran presentes en la convocatoria. Blas Bernal, aunque comprobó que se encontraba en minoría dentro del grupo municipal, apeló a la autonomía del mismo para tomar sus decisiones y se reservó su voto hasta ver qué ocurría con las alegaciones que se han presentado. Ángel Franco, el hombre fuerte del PSOE en Alicante, claramente partidario del plan Rabassa si se aceptan según qué alegaciones, guardó silencio durante todo el debate. El presidente de la gestora, el senador Antonio García Miralles, recordó que en las instituciones se asume lo que decide el partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50