El alcalde de El Puerto proclama su inocencia y advierte de que no dimitirá

El PSOE reafirma su apoyo al edil a pesar de estar condenado

El alcalde de El Puerto de Santamaría (Cádiz), Hernán Díaz Cortés, afirmó ayer que no piensa dimitir, a pesar de que acaba de ser condenado por prevaricación, y proclamó su inocencia. Díaz Cortés agradeció al PSOE que siga apoyando a su agrupación (Independientes Portuenses) en el gobierno local y de la Diputación de Cádiz. El Partido Popular e Izquierda Unida criticaron que el edil siga gobernando.

El alcalde de El Puerto de Santa María (Cádiz), Hernán Díaz Cortés, de Independientes Portuenses (IP) rompió ayer su silencio para anunciar que no tiene intención de dimitir del cargo. El primer edil piensa seguir en su puesto a pesar de que el pasado jueves fue condenado a siete años de inhabilitación para cargo público por un delito de prevaricación. La sentencia considera que Díaz Cortés prevaricó en 1995 al nombrar por la vía de urgencia y sin publicidad, a un responsable de la Policía Local.

Hernán Díaz agradeció al PSOE, su actual socio de gobierno en la Diputación de Cádiz y en el Ayuntamiento de El Puerto, el mantenimiento de las actuales alianzas. El secretario provincial socialista en Cádiz y presidente de la corporación provincial, Francisco González Cabaña, confirmó la continuidad de los acuerdos de gobierno sobre la base de que la sentencia será recurrida y que los pactos se firman "entre partidos, y no entre personas". Para Díaz Cortés, este pronunciamiento demuestra que los socialistas "tienen fe en mí y son conscientes de mi inocencia".

No opinan de igual manera los grupos de la oposición que han pedido al alcalde que abandone el cargo una vez emitida la sentencia. El portavoz del PP, Aurelio Sánchez, sentenció que "el alcalde ha jugado con fuego durante mucho tiempo y al final ha terminado quemándose". Para el portavoz de Izquierda Unida, Ignacio García, "es una sentencia dolorosa, pero la ciudad no merece seguir gobernada por alguien condenado por algo tan grave como es el delito de prevaricación".

Díaz Cortés defendió su inocencia "más allá de lo que señale el fallo" y criticó la decisión judicial, que calificó de "injusta" y "precipitada" por haber sido emitida "sólo cuatro días después de haberse celebrado el juicio". Según el alcalde portuense, el juez de la sala "da la impresión de que llegó a la sesión con la decisión ya tomada".

Hernán Díaz recordó que un fallo anterior, emitido por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que analizó este mismo caso por la vía administrativa, archivó la causa. Según el edil, esta circunstancia "no ha sido tenida en cuenta por el juzgado que ha valorado los hechos por la vía penal".

El alcalde anunció su intención de presentar un recurso ante la Audiencia Provincial de Cádiz que, según la estimación del propio edil, "puede emitir sentencia en el plazo de tres o cuatro meses". El alcalde aseguró que "durante ese tiempo" mantendrá su actual cargo "porque las batallas se ganan desde dentro", a pesar de reconocer que se encuentra "herido" y que la condena le ha supuesto "un golpe personal irremediable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de noviembre de 2005.