Premio a la simpatía para Schröder

La Asociación de la Prensa Extranjera en Alemania (VAP, en sus siglas en alemán) otorgó su premio anual al todavía canciller federal, el socialdemócrata Gerhard Schröder, por su apertura hacia los medios de comunicación extranjeros acreditados en Alemania. En sus siete años al frente de la jefatura del Gobierno, Schröder compareció siempre, en ocasiones dos veces, a encuentros anuales con la prensa extranjera en Bonn y en Berlín. La VAP es una asociación casi centenaria, fundada en 1906. En su fiesta anual la noche del pasado jueves, su presidente, el holandés Hans Verbeek, entregó a Schröder un documento en el que se dejaba constancia del premio al llamado canciller mediático. Además, conocedores de los vicios de Schröder, los corresponsales le regalaron unos habanos Cohiba, la marca favorita del canciller, que agradeció con la observación: "Por favor, que esto no salga en la televisión de Estados Unidos, por lo del embargo". No quedó ahí la cosa y Schröder dedicó a los corresponsales y sus invitados un largo discurso en el que expuso las grandes líneas de su política internacional. El canciller en funciones aprovechó la ocasión para desvelar algo sobre sus planes de futuro y de paso hacer publicidad sobre sus dotes de abogado: "Yo soy en realidad abogado y muy bueno". Eso sí, dejó claro que hasta ahora había dado consejos a mucha gente, "pero a partir de ahora será a cambio del pago de los honorarios correspondientes". Expresó el canciller su convicción personal de que la presidenta democristiana Angela Merkel le sucederá en el cargo tras la elección en el Parlamento federal (Bundestag) el próximo 22 de noviembre. "No voy a decir que me alegro", bromeó, "pero lo respeto".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de noviembre de 2005.