Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Metro en superficie

El proyecto de la línea T2 que procede de Orriols, entra por la calle de Almazora y poco antes del Pont de Fusta está previsto que entre en un túnel que pasaría por debajo de toda la ciudad hasta el barrio de la Plata, ha movilizado a los habitantes de la calle Almazora y de las circundantes.

Nos resulta incomprensible en pleno siglo XXI que se construya un metro en la ciudad por la superficie, y que una vez entrada la vía por la superficie hasta bien avanzada en la ciudad se abra entonces un túnel. Los vecinos se han unido en una Plataforma bajo el lema "no al metro en superficie / no a los muros / sí a la seguridad y a la ecología urbana".

Pues el hecho es que esa apertura de túnel supondría problemas de seguridad vial, levantamiento de muros que separarían el barrio (un barrio que en otra época ya sufrió en el mismo trazado los trenets del Pont de Fusta), la contaminación acústica con la frecuencia propia de un metro, la complicación del tráfico, la degradación del medio ambiente y la destrucción de un paseo en este momento lleno de jardines.

Todo parece reducirse a un problema estrictamente económico (obviamente es más caro un tren subterráneo que en superficie). Y esto es tan claro que no merece la pena aludir a otros gastos más fastuosos de todos conocidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2005