Cuatro alcaldes del PSOE de Granada amenazan con denunciar al PP por sugerir irregularidades urbanísticas

Cuatro alcaldes de Granada del PSOE dieron ayer un día de plazo al secretario general del PP de Granada, Antonio Ayllón para que rectifique unas declaraciones en las que sugería irregularidades urbanísticas en estos municipios. En caso de que Ayllón no rectifique, los alcaldes socialistas de Albolote, Vicente Ballesteros; Motril, Pedro Álvarez; Atarfe, Víctor Sánchez; y Armilla, José Antonio Morales, llevarán al dirigente popular a los tribunales.

El origen del conflicto está en la rueda de prensa en la que el PP de Granada expresó su apoyo al alcalde de Lanjarón, José Rubio, municipio en el que la Fiscalía ha abierto diligencias informativas por la propuesta de recalificación de un polígono industrial en el que Rubio es propietario de 15.000 metros cuadrados. Ayllón aseguró que los medios de comunicación aplicaban un doble rasero porque se hacían eco del caso del alcalde de Lanjarón y no investigaban las recalificaciones de Albolote, Motril, Atarfe y Armilla, todos ellos gobernados por el PSOE.

El alcalde de Armilla aseguró ayer que no permitirá que nadie ponga en duda ni arroje sospechas sobre su gestión urbanística. Por ello, dijo que no dudará en llevar a Ayllón a los tribunales por difamación. "Aquí hemos hecho siempre las cosas con transparencia y legalidad", dijo Morales.

El regidor de Albolote aseguró que Ayllón ha ofendido directamente al Ayuntamiento y le recomendó que acuda a los tribunales "hoy mismo", dijo, si tiene algún indicio de irregularidad urbanística. "Si no es así, exigimos, por la honorabilidad de todos los miembros de este Ayuntamiento, que se retracte o acudiremos a los tribunales", prosiguió Ballesteros, quien también dijo que "no se puede echar basura sobre quienes" no tienen "nada que esconder".

Los alcaldes de Motril y Atarfe se pronunciaron en los mismos términos. Pedro Álvarez aseguró que también se siente ofendido y Víctor Sánchez se preguntó si estas declaraciones se hacen al "socaire de la locura de oposición que está haciendo el Partido Popular". En Atarfe, al alcalde llevará la acusación al pleno del Ayuntamiento en forma de moción.

Todos los alcaldes aseguraron que el PP no puede defender al alcalde de Lanjarón, que ha expresado su intención de recalificar terrenos de su propiedad, arrojando dudas sobre otros ayuntamientos donde no existen problemas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el caso de Armilla, en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, ahora en marcha, el grupo municipal del PP no ha presentado ni una sola alegación en el sentido de la denuncia, dijo su alcalde. Morales aseguró que las calificaciones de suelo son un instrumento válido y una herramienta usada por todos los ayuntamientos. A su juicio, son instrumentos válidos siempre que se usen con transparencia y en beneficio de los intereses generales, no particulares.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS