Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Si una empresa quiere subsistir tiene que gastar en I+D"

P. Dice que uno de los objetivos de la Corporación es aglutinar a pequeñas y medianas empresas. ¿Cree que van a entener la necesidad de cooperación y compartir información para afrontar costosos proyectos de I+D?

R. Las grandes empresas lo saben casi todo, saben donde están los grupos de investigación, como acceder a ellos... Son las pequeñas empresas de mi tierra, Almería, las que pueden no saber qué se hace en la Universidad de Cádiz o de Huelva. Queremos agrupar esfuerzos. Por eso vamos a premiar proyectos que supongan la integración de varias empresas. Lo importante en la Corporación es montar una estructura que pueda operar a largo plazo. Porque esto son proyectos que no van a tener éxito de hoy a mañana. El cambio social que supone que pongas dinero en determinados proyectos de investigación y entender que no vas a tener alternativa si quieres subsistir eso no es fácil. La corporación inicia ahora un camino de transformación.

P. ¿Cómo se va a financiar la Corporación?

R. Esto arranca con dinero de los empresarios y la Administración. La idea es que la financiación de la corporación se vaya generando a través del éxito de los proyectos, que esperamos que devuelvan tres veces el dinero que se les ha dado. Eso, cuando tengas una buena cartera de proyectos financiados, debe dar dinero a la corporación para evitar que los patronos sigan aportando, que eso es una decisión de los patronos, que han aceptado nuestra propuesta a largo plazo.

P. ¿En qué consiste esa propuesta?

R. La estructura de la corporación debe ser muy pequeña, con gente dentro del interés del proyecto no de la empresa. Con el tiempo llegará a no más de 15 personas. Durante los primeros cuatro años, la Junta financia el gasto operacional de la corporación. Los patronos aportan la proporción de lo que cueste operar los proyectos. Y vamos a cargar un 5% del capital que logramos captar. Si lo hiciésemos bien, la corporación financiará un 30%-40% del proyecto y el resto deberían ser fondos externos. En el primer año, si las aportaciones son de 25 millones, deberíamos lograr mover otros 50. Esos 50 millones darían 2,5 millones de financiación adicional que se irían acumulando. Y si los proyectos tienen éxito, revertirán dinero a las corporación mediante un pequeño porcentaje de su royalties. Si el 30% de los proyectos tienen éxito, en cuatro años tendremos una cartera importante. Con todo eso deberíamos conseguir que no fueran necesarias las aportaciones de los patronos e incrementar el presupuesto de la fundación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2005