Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

L'Hospitalet transformará en viviendas 800 hectáreas de polígonos industriales

Los edificios ocuparán la zona de la carretera del Mig y el Camí de la Riereta

L'Hospitalet ha iniciado el proceso de transformación de los polígonos industriales ubicados en el núcleo urbano para convertirlos en zonas residenciales. Un ambicioso proyecto prevé actuar en 800 hectáreas que están ocupadas por naves y pequeños negocios y que ofrecen, en opinión del Ayuntamiento, una imagen degradada. En el 80% del espacio se mantendrán las actividades económicas, que se modernizarán, y el 20% restante se convertirá en zona residencial.

El principal objetivo es que nuevos bloques de viviendas ocupen las fachadas de la carretera del Mig y el Camí de la Riereta, lo que supondrá la unión de los tres grandes ejes cívicos de la ciudad: las ramblas de Just Oliveras y de la Marina, y la que se prevé crear en la carretera del Mig.

La primera fase se inicia precisamente en la carretera del Mig, que por su longitud se ha dividido en tres sectores. Los solares en los que se ha empezado a actuar tienen una superficie de 40.400 metros cuadrados y están delimitados por las avenidas del Carrilet y de Pau Casals, la calle del Cobalt y la Rambla de la Marina. El consistorio prevé trasladar diversas fábricas y las actividades económicas que se instalaron en la década de 1960, "muy anticuadas", para construir 622 viviendas, de las cuales 202 serán protegidas. En la operación participan Layetana Immobiliària y el estudio de arquitectura J. Ribas & J. Ribas Arquitectes Associats. La promotora ya ha adquirido la nave del Grupo Marca, dedicada a la fabricación de jabones y detergentes, que ocupa 14.429 metros cuadrados. El proyecto prevé, además de los pisos, construir una calle perpendicular a la avenida del Carrilet que dividirá la manzana donde se encuentra la fábrica, así como 12.200 metros cuadrados de zonas verdes y 1.800 de equipamientos. El tiempo previsto de ejecución es de ocho años.

Pero aún deben cerrarse acuerdos con el 30% de los propietarios. Hasta el momento, las promotoras han adquirido el 55% de los terrenos del sector y mantienen negociaciones con un 15%. "Es un plan que no va en contra de los empresarios, que lo ven bien", aseguró ayer el alcalde, Celestino Corbacho, en la presentación de la iniciativa. Corbacho pidió la implicación de los propietarios en la transformación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005