Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo el 4% de las calles almerienses tiene nombre de mujer, según un estudio de una asociación

La Asociación Provincial de Amas de Casa Virgen del Mar, de Almería, ha hecho público que sólo el 4% de las calles de la capital tiene nombre de mujer. El dato es uno más de los muchos que aporta el libro Mujeres que dan nombre a nuestras calles, editado por la Diputación de Almería y que, además de la capital, recorre los municipios en los que las amas de casa cuentan con sede propia: Roquetas de Mar, El Ejido, Sorbas, María y Berja. En este último sólo dos calles tiene denominación femenina: Santa Susana y Teresa de Calcuta. Existe un municipio, Lucainena de las Torres, en el que no hay ni una sola calle con nombre de mujer, ni tan siquiera el de su patrona, la virgen de Montesión.

El libro dedica una pequeña biografía a cada uno de los personajes femeninos que cuentan con una calle o plaza en estos seis municipios almerienses. El trabajo ha tenido como finalidad el dar a conocer una serie de mujeres que en su día "destacaron por su valía, talante o entrega al servicio de los demás y que son dignas de reconocimiento público", tal y como explica la coordinadora de la publicación, Rosario Escobar.

El libro también ha puesto de manifiesto el escaso calado que el mundo femenino ha tenido en las denominaciones de las calles que conforman las ciudades. "Sin duda, el crecimiento de las ciudades ha marcado una diferencia. Por ejemplo, en municipios como Roquetas, que presentan un gran crecimiento, existen bastantes nombres femeninos para denominar sus calles. En el Roquetas antiguo, no hay tantas. En cambio, municipios como Berja no han crecido tanto", explica Escobar.

Entre los nombres más repetidos para las denominaciones predominan los personajes que vivieron entre los siglos XIX y XX, seguidas por las santas martirizadas durante las persecuciones de los primeros tiempos del cristianismo.

Entre las grandes profesionales destacan políticas como Clara Campoamor, Federica Montseny o Mary Robinson, quienes destacaron en su defensa por los derechos de la mujer; periodistas como la almeriense Carmen de Burgos, La Colombine, Concepción Arenal o Victoria Kent; o escritoras como Carmen Conde (la primera mujer que accedió a la Real Academia de la Lengua), Ana María Matute, Emilia Pardo Bazán o María Zambrano.

Un grupo muy importante es el formado por las galardonadas con el Premio Nobel de la Paz, Madre Teresa de Calcuta (1979) y Rigoberto Menchú (1999); el Nobel de Literatura Gabriella Mistral (1945) y el Nobel de Física como Marie Curie (1903), que compartió con Antoine Henri y su marido Pierre Curie.

Sin duda, los nombres más conocidos son los de actrices como Gracita Morales, Lola Gaos, María Barranco, Lola Flores o Imperio Argentina; sopranos como Ainoa Arteta, María Callas o Montserrat Cabellé; y bailaoras como Antonia Mercé, La argentina, Carmen Amaya o Encarna López, La argentinita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 2005