La Mancomunidad inicia la expropiación del suelo de la desaladora de Marbella, construida hace nueve años

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental inició ayer el expediente de expropiación de los terrenos de la Desaladora, escriturados por Jesús Gil a nombre del Ayuntamiento de Marbella. La propuesta, que fue aprobada por la mayoría de los miembros, contó con el único voto en contra de la representante de Marbella, Isabel García Marcos, que consideró precipitada la medida, que sin embargo se produce nueve años después de su construcción.

El debate no es nuevo. Desde que se construyó la planta el organismo ha reclamado la titularidad de los terrenos a los sucesivos alcaldes de Marbella, que siempre se han opuesto. Ello a pesar de que la concesionaria de la Desaladora, Decosol pagó 900.000 euros (unos 150 millones de las antiguas pesetas) por la parcela en la que está asentada la planta, un pago que figura incluso en la partida de gastos y que llevó a Anticorrupción a procesar al ex abogado de Gil, José Luis Sierra, y a su otro hombre de confianza, Juan Antonio Roca. Sin embargo, en abril de 1999 Jesús Gil, que entonces presidía el Ayuntamiento y la Mancomunidad, escrituró los terrenos a nombre de la ciudad, una medida que la institución considera nula de pleno derecho.

La comisión gestora aprobó finalmente ayer iniciar los trámites para obtener los ansiados terrenos, una medida se ha topado nuevamente con la negativa de Marbella. En esta ocasión, García Marcos consideró "precipitada" la expropiación, que advirtió conllevará una duplicidad de expedientes, dado que el consistorio inició otro expediente similar en 1996 que aún permanece abierto porque el organismo lo llevó a los tribunales.

La primera teniente de alcalde y ex edil socialista avanzó que el Ayuntamiento estudia, a través de la asesoría jurídica, impugnar el acuerdo adoptado ayer por la Mancomunidad. "Cómo van a iniciar un expediente expropiatorio de algo que ya expropió el Ayuntamiento con dinero en efectivo. Podría ser un acuerdo nulo de pleno derecho", añadió García Marcos.

El presidente del ente supramunicipal, Juan Sánchez, dijo por su parte que el Ayuntamiento de Marbella ha tenido 10 años, desde que se construyó la desaladora, para aclarar el asunto, y confió en que el consistorio marbellí "colabore" en el proceso de expropiación y no entorpezca el expediente. En cualquier caso, los trámites se presumen complicados. La Mancomunidad solicitará al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía la aprobación de urgencia del procedimiento expropiatorio, ratificado ayer por 18 votos a favor y uno en contra.

Posteriormente se llamará a los propietarios de los terrenos y si la negociación no llega a buen término se pasará al justiprecio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción