Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temor a un repunte de la inflación por el petróleo castiga a las bolsas mundiales

El temor a un repunte de la inflación como consecuencia del encarecimiento del petróleo provocó ayer descensos generalizados en las principales bolsas mundiales. El Ibex 35 español perdió un 0,88%, hasta 10.823,1 puntos. Londres y París cedieron un 1,21%, mientras Francfort bajó un 1,34%, y Milán, un 1,49%. En Wall Street, el Dow Jones perdía un 0,61% a media sesión.

Los mercados europeos reaccionaron a la evidencia de que el banco central estadounidense está preocupado por la amenaza inflacionista. Los presidentes de los bancos de la Reserva Federal de Saint Louis, Filadelfia y Dallas confirmaron el martes que el aumento de los precios en Estados Unidos está en el límite del margen que la entidad que preside Alan Greenspan está dispuesta a tolerar. Confirmaron así las expectativas de los mercados, que dan por hecho que el precio del dinero subirá hasta medio punto a finales de año, hasta colocarse en el 4,25%. El barril de brent, crudo de referencia en Europa, que se ha encarecido un 51% desde enero, cedía ayer hasta algo más de 61 dólares.

Los presagios inflacionistas también han llegado a Europa. El IPC de la zona euro creció en septiembre un 2,5%, el mayor aumento en un año. El dato será analizado hoy por el Banco Central Europeo (BCE), que se reúne en Atenas. También estudiará la situación del gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, a quien la fiscalía romana ha imputado por abuso de cargo público. No se espera que el BCE suba el tipo de la zona euro, en el 2% desde 2003.

La caída de la demanda es otro efecto del alza del crudo. En España ha reducido medio punto el PIB, el mismo porcentaje que ha recortado la capacidad de gasto de las familias, según Jordi Gual, responsable del Servicio de Estudios de La Caixa. "La eficiencia energética ha empeorado, lo que hace que España sea muy vulnerable a una crisis energética", dijo ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de octubre de 2005