Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres tardan tres años en denunciar los malos tratos

Las mujeres denuncian a sus agresores cuando el maltrato se vuelve "frecuente". Esto sucede cuando las agresiones son continuadas y, habitualmente, la denuncia policial no se presenta "ni el primero, ni el segundo año" sino que se esperan hasta el tercero para acudir a solicitar ayuda. Así lo señaló ayer la coordinadora de la Fundación Isonomía, Alicia Gil, que ayer presentó un libro electrónico que recoge las ponencias, comunicaciones y conclusiones del I Congreso estatal organizado por la fundación bajo el título Mujeres sabias, entre la teoría y la práctica y celebrado el pasado año. Gil también indicó que con el paso del tiempo, las agresiones se vuelven más frecuentes mientras que, en el caso de las mujeres jóvenes, los malos tratos, en general, se minimizan con el peligro de que "se marque como normalidad". Sin embargo, el libro trata otros aspectos como es el de la ocupación del espacio público y el privado, con la conclusión de que "el acceso al espacio público ha supuesto el pago de una factura muy alta porque las mujeres no dejan de atender a su familia y, en consecuencia, han tenido que renunciar a su tiempo libre y a su ocio", según Gil. "El trabajo en este ámbito es clave para que la igualdad de derecho se convierta en igualdad de hecho", añadió. La difusión del protagonismo de las mujeres y su papel en la historia y en los campos científicos son otros de los temas que trató el congreso y que recoge el libro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de octubre de 2005