Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación pone en marcha un plan para prevenir la violencia escolar

Las actuaciones tendrán un presupuesto de más de tres millones

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, anunció ayer la puesta en marcha de un programa específico de prevención de la violencia y la promoción de la convivencia en los centros escolares. Este programa, que tendrá un presupuesto ligeramente superior a los tres millones de euros, pretende que haya tolerancia cero ante el acoso y la violencia en los centros educativos.

Font de Mora explicó que la violencia escolar es un tema que preocupa y que el plan diseñado es consecuencia de las conclusiones establecidas por el Observatorio de Convivencia Escolar puesto en funcionamiento el curso pasado.

El rosario de medidas que incluye el plan, bautizado como Previ, prevé la creación de un registro central de los casos de acoso o violencia de los que se tenga conocimiento; la elaboración de protocolos de actuación; y todo un paquete de actuaciones destinadas a formar al profesorado, los alumnos y sus familias ante el fenómeno de la violencia y el acoso escolar (manuales, campañas publicitarias, planes de convivencia, etc).

El consejero de Educación anunció también que unos 40.000 alumnos de ESO serán encuestados este curso, lo que permitirá a la Administración y a los expertos contar con información de primera mano sobre la situación del alumnado y los problemas a los que se enfrenta.

Font de Mora, que ayer informó al pleno del Consell, pone así en marcha una de las promesas lanzadas este mismo martes por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

El titular de la cartera de Educación y Cultura también dio cuenta al resto del Ejecutivo del borrador del anteproyecto de la ley de Ordenación del Teatro y de la Danza. Este proyecto de ley, también un compromiso de Camps que ya estaba en marcha, se pretende que inicie su tramitación en las Cortes Valencianas antes de que finalice el año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2005