Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad estatal rusa Gazprom compra una petrolera del magnate Abramóvich para controlar más el mercado

Gazprom, el monopolio de gas ruso controlado por el Estado, anunció ayer la compra del 72,663% de la petrolera Sibneft por 13.091 millones de dólares (unos 11.000 millones de euros). El oligarca Román Abramóvich, gobernador de la fría provincia de Chukotka y famoso por poseer el club de fútbol Chelsea, es considerado el principal accionista de Sibneft, companía que ocupa el quinto lugar en Rusia por la extracción de crudo. La transacción se enmarca en la política del régimen de Vladímir Putin de retomar en sus manos el control de los principales recursos estratégicos.

La Bolsa de Moscú reaccionó ayer a la noticia de la compra de Sibneft por Gazprom con una caída del 2,9% de las acciones de la primera compañía (el 7,5% comparado con el precio de anteayer) y una subida del 1% de las de la segunda. Por lo visto, los inversores consideraron que el precio pagado por el monopolio del gas no es lo suficientemente alto: en el mercado, el valor del paquete de acciones a la venta era de 11.357 millones de euros antes de que se anunciara la firma de los documentos por los que ambas compañías se comprometen a realizar la transacción.

Con anterioridad, Gazprom ya había adquirido el 3,016% de las acciones de Sibneft a Gazprombank, por lo que ahora tendrá el control del 75,679% de la ex petrolera de Abramóvich, que el año pasado extrajo 34 millones de toneladas de crudo. Un 20% de las acciones pertenece formalmente a Yukos, pero están congeladas junto con los otros activos de esa acosada petrolera que pertenecía al encarcelado magnate Mijaíl Jodorkovski. Gazprom extraía unos 13 millones de petróleo anuales.

"Estamos resolviendo consecuentemente la tarea estratégica de diversificar nuestro negocio con el fin de convertir a Gazprom en una campañía energética global de nivel mundial", declaró Alexéi Miller, presidente del monopolio del gas ruso. Como vendedor figura la firma Millhouse Capital, que representa los intereses de Abramóvich y sus socios.

Bancos occidentales

Para poder efectuar la compra de Sibneft, Gazprom ha obtenido un crédito por 9.966 millones de euros de un grupo de bancos occidentales. Este grupo, según información no oficial, está formado por el ABN Amor, Dresdner Kelinworth Wasserstein, Citigroup, Mogan Stanley, Goldman Sachs y Credit Suisse. Se trata del mayor crédito obtenido por una compañía rusa en su historia. Anteriormente, este récord pertenecía a la estatal Rosneftegaz, compañía que firmó en septiembre un contrato con bancos occidentales para obtener un crédito por 6.229 millones de euros para poder pagar a Gazprom el 10,74% de las acciones del monopolio. Con esta operación, el control de Gazprom volvió al Estado ruso.

Gazprom ya había hecho un intento de convertirse en una petrolífera de primer orden cuando negoció un crédito por 8.305 millones de euros para comprar Yuganskeneftegaz, pero finalmente la perla de la corona de Yukos fue adquirida por una empresa fantasma que a su vez compró Rosneft, con lo que ahora esta compañía ha pasado a ser la segunda de Rusia después de Lukoil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 2005