Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Orihuela se rompe y el alcalde queda en minoría en su grupo

Los zaplanistas votan en contra de recalificar suelo para 7.000 casas

El equipo de gobierno del PP en Orihuela se rompió ayer en dos. El alcalde, el campista José Manuel Medina, sometió a dictamen de la comisión de Urbanismo la recalificación de 800.000 metros para construir 7.000 viviendas en la costa, pero la presidenta local del PP, Mónica Lorente, y otros tres ediles populares del sector zaplanista votaron en contra de la propuesta, al igual que los concejales socialistas y el de Izquierda Verde.

Los planes urbanísticos siguen causando estragos en los partidos políticos. Ayer fue el turno para el alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, del PP, que sometió a la comisión de Urbanismo el proyecto de construcción de sendas urbanizaciones, Tierras Nuevas 1 y 2, con 7.000 nuevas viviendas. Estas nuevas construcciones se levantarían en la zona de la costa de Orihuela, entre Villa Martín y el paraje protegido de Sierra Escalona y se ejecutarían sobre una parcela de 800.000 metros cuadrados que en el Plan General de Ordenación Urbana vigente están contemplados como no urbanizables.

La comisión de Urbanismo sometió los dos puntos a votación y el alcalde, del PP; sólo consiguió el apoyo de tres de sus ediles y de otros tres representantes del Centro Liberal -formación surgida de una escisión del PP-, ya que Mónica Lorente, presidenta local del PP, y otros tres concejales, que a su vez son miembros de la ejecutiva local del PP, (José Antonio Aniorte, José Antonio Rodríguez y David Costa) votaron en contra, al igual que los dos representantes del PSPV-PSOE y el de Izquierda Verde (IV). El resultado final fue de seis votos a favor y siete en contra, con lo que la comisión emitió un informe desfavorable.

El informe de la comisión es preceptivo, pero no vinculante, con lo que el jueves el pleno municipal volverá a debatir esta cuestión. Si se repite la votación en el mismo sentido que en la comisión de Urbanismo, Medina quedaría en minoría y perdería.

La Corporación municipal en Orihuela está formada por seis ediles del Centro Liberal, 14 del PP, de los que ocho son partidarios de Mónica Lorente (del sector zaplanista) y otros seis de Medina (campista), cuatro del PSPV y uno de Izquierda Verde.

Según fuentes municipales, el presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, se desplazó el domingo a Orihuela para hablar con el alcalde y recordarle cómo tanto el consejero de Territorio, Rafael Blasco, como la dirección regional y provincial del PP han dado instrucciones de rechazar más proyectos urbanísticos sobre terrenos no urbanizables.

En este mismo sentido se ha pronunciado el Colegio Oficial de Arquitectos en la Comunidad Valenciana, que está dispuesto a llevar a los tribunales este tipo de actuaciones y está presentando alegaciones en todos los ayuntamientos donde se está recalificando suelo.

Francisco García Ortuño, portavoz del PSPV-PSOE, exigió la dimisión inmediata de Medina. "No tiene la confianza de su Partido, que la perdió ya en las elecciones a la presidencia local, y hoy [por ayer] es evidente que ni su grupo le apoya". Para este grupo en la oposición, se trata de unos hechos "gravísimos" que deberían tener una consecuencia inmediata. "El PP debe buscar otro candidato a la alcaldía, y retirar el apoyo a una persona que carece de la confianza de su grupo", apuntó Ortuño.

La historia se repite, ya que la semana pasada, en Elda, el grupo municipal del PP, en la oposición, también se rompió al aprobar junto con el PSPV un proyecto urbanístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005