Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno de Camas advierte de que rescindirá contratos si el presupuesto sigue sin aprobarse

El Ayuntamiento de Camas garantizó ayer el pago de las nóminas del personal fijo hasta el final del mandato municipal, aunque advirtió de que si no se aprueban los presupuestos tendrá que rescindir algunos contratos a tiempo parcial. El delegado sindical de CSI-CSIF en el Consistorio camero, José Garijo, dijo, en declaraciones a Europa Press, que la junta de personal del Ayuntamiento se reunió ayer con el concejal de Personal, Enrique Santos, y el interventor municipal, que aseguraron que la situación económica del municipio es "buena" y que, aunque no se haya aprobado aún el presupuesto de 2005, "hay dinero".

No obstante, señaló como "prioridad" el pago de las "deudas pendientes" y aclaró que si los presupuestos no salen adelante "habrá que rescindir los contratos más pequeños, los del personal empleado a tiempo parcial".

Mientras, el alcalde de la localidad, Agustín Pavón, presentará esta semana un recurso contra su baja cautelar como militante de Izquierda Unida. Esta formación dio de baja a Pavón por su supuesta implicación en el intento de cohecho a la concejal no adscrita Carmen Lobo. Junto a Pavón, han declarado ante la policía por este caso los concejales Antonio Enrique Fraile (ex del PP), José del Castillo (ex del PA) y el empresario Eusebio Gaviño. Fuentes de IU en Camas señalaron que Pavón tiene la intención de presentar su recurso ante la Comisión de Garantías de Izquierda Unida.

Por otra parte, una juez de Sevilla que investigaba una presunta financiación ilegal de IU en Camas se ha abstenido de conocer el caso. La investigación trata de esclarecer un supuesto intento de destinar 12.000 euros entregados por patrocinadores de la feria para pagar parte de un crédito que la formación había solicitado para sufragar los gastos de la campaña de las pasadas elecciones municipales.

Denuncia

Esta investigación surgió, según el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Camas, Antonio Herranz, a raíz de una denuncia del antiguo responsable de comunicación del municipio, Diego Castrejón, quien realizó en abril de 2004 unas declaraciones a un boletín electrónico de noticias (Camas Digital). Castrejón aseguraba que dos empresas patrocinadoras de la feria de 2003 entregaron sus aportaciones con posterioridad a la celebración del evento, por lo que el gobierno local acordó disponer de estas cantidades para la puesta en marcha de un periódico del Ayuntamiento y contribuir a otras actividades, como el equipo de rugby de la localidad.

La denuncia fue presentada el pasado mes de enero en la fiscalía por dos concejales del Ayuntamiento, en concreto Encarnación Díaz Cerezo (PSOE) y Francisco Pinto Limón (Nueva Izquierda).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005