Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sindicato denuncia que la empresa de la zona azul de Alicante capta ilegalmente imágenes de los coches

El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos ha denunciado, en un escrito dirigido al Ayuntamiento de Alicante, que la Concejalía de Tráfico está permitiendo, por parte de la empresa concesionaria del servicio de zona azul, Eysa-Auplasa, actividades y tareas que vulneran la ley, "con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos". Los vigilantes, por orden de dicha empresa, "están efectuando captaciones de imágenes en la vía pública para el control, vigilancia y disciplina del estacionamiento de zona azul". A juicio del sindicato, se está infringiendo la ley que atribuye su utilización exclusivamente a las fuerzas y cuerpos de seguridad, "afectando por tanto a las competencias de la policía y a los derechos constitucionales de los ciudadanos".

El sindicato asegura que también se está produciendo un fraude de ley respecto del contenido y requisitos de las denuncias voluntarias que regula el Reglamento del Procedimiento Sancionador de Tráfico. Las denuncias voluntarias, según este reglamento, son las que puede formular cualquier persona que no sea agente de tráfico, verbalmente ante un policía local o mediante escrito dirigido al Ayuntamiento (tal como prescribe esta ley), pero se vulnera este precepto cuando la empresa establece, como obligación en su reglamento interno a los vigilantes, que extiendan este tipo de denuncias, "pasando a ser por la vía de hecho una función evidente de policía administrativa". Sólo los agentes de tráfico están obligados por ley a denunciar.

Según el sindicato, se ha establecido por la empresa un procedimiento sistemático de imposición de denuncias voluntarias como obligación de los vigilantes.

Los hechos son "muy graves", ya que de "forma intencional" se quiere dar a los vigilantes una potestad de policía que no tienen con un fin recaudatorio, y se simulan denuncias voluntarias como obligatorias, para lo cual incluso "se vulneran derechos fundamentales de los ciudadanos, ya que son captados por imágenes por personal no autorizado". En caso de que el Ayuntamiento no rectifique, el sindicato dice que acudirá a los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de septiembre de 2005