Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miembro de EHAK sale de prisión tras abonar la fianza

Joseba Zinkunegi, uno de los miembros del equipo de comunicación de EHAK (siglas en euskera del Partido Comunista de las Tierras Vascas) a quien el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha imputado por integración en la banda terrorista ETA, abandonó a las nueve de la noche de ayer la prisión de Soto del Real (Madrid). Horas antes sus representantes habían abonado la fianza de 100.000 euros fijada por el magistrado.

Un grupo de familiares y amigos esperaban a las puertas del centro penitenciario a Zinkunegi, que se limitó a reclamar el traslado de los "presos políticos" vascos a cárceles de Euskadi. Según fuentes jurídicas, la Audiencia Nacional recibió por la mañana la comunicación de que un representante de Zinkunegi había depositado en una entidad bancaria de San Sebastián la fianza en metálico, tal y como le exigía el juez para poder ser excarcelado.

Grande-Marlaska había ordenado la detención e ingreso en prisión de Zinkunegi después de que el viernes incumpliese la obligación de presentarse dos veces al día en una comisaría de la Ertzaintza hasta que fuera constituida la fianza. Las mismas condiciones regían para los otros dos responsables de prensa de EHAK, Peio Gálvez y Juan José Petrikorena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005