Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gamesa ultima la venta de su división aeronáutica

La Bolsa aplaude la salida del negocio inicial de la empresa, que ahora lastra sus resultados

El próximo jueves la dirección de Gamesa dispondrá de las ofertas de compra para su división aeronáutica, y comenzará el proceso de valoración. La prisa que se está dando la firma vasca en desprenderse de la división que le hizo despegar en 1992 hace pensar que la decisión definitiva será adoptada en breve. Fuentes sindicales consideran buena opción a la francesa Dassault, pero también les gusta la española CASA. En el año Gamesa ha subido un 32% en Bolsa.

Tanto CASA como Dassault han mantenido conversaciones para una compra tasada en principio en 140 millones, más la deuda acumulada de 285 millones, a diciembre de 2004. pero no son las únicas candidatas. Al menos otras dos empresas, la estadounidense Boeing y la italiana Finmecanica, han mostrado interés. Dentro de Gamesa circula incluso el rumor de que el Grupo Mondragón también puede pujar.

Para los sindicatos y trabajadores la opción francesa es muy buena, porque se trata de una firma que conoce muy bien el proceso de construcción de estructuras de aviones y trabaja con la cultura europea. Además, Dassault tiene una participación superior al 15% en la brasileña Embraer, el principal cliente de estructuras de Gamesa. La mayor parte de su cartera de pedidos está relacionada con los modelos de la empresa suramericana. Los trabajadores tampoco verían con malos ojos la opción de CASA, entre otras cosas porque las condiciones laborales son buenas -es también la empresa heredera del sector público- y tiene mucha capacidad de trabajo.

Desde sus primeros momentos en 1986, la división aeronáutica de Gamesa ha crecido hasta disponer de 16 empresas y emplear a 2.320 personas. Si en los primeros años de vida de la firma vasca, la división aeronáutica era el 75% del negocio, en la actualidad apenas si llega al 15% de las ventas. El negocio eólico (fabricación de palas y aerogeneradores) es la principal pata de su negocio y supone un 52% de la facturación.

El anuncio de venta de la división aeronáutica ha sido muy bien recibido en Bolsa, y en lo que va de año, las acciones se han revalorizado un 32%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 2005