_
_
_
_

Maria Barbal gana el Bertrana novelando seres anónimos de la historia

Una obra sobre Praga obtiene el premio de poesía en los galardones de Girona

Maria Barbal (Tremp, 1949), una autora de prestigio pero con necesidad de ampliar su público lector, obtuvo ayer el 38º Premio Prudenci Bertrana de Novel·la con País íntim, una narración que, partiendo de una relación madre-hija, intenta demostrar que los avatares de la historia afectan a las personas anónimas. "Cada individuo está tocado por algún efecto colateral de la historia", advirtió ayer la autora.

La gala de los Premios Literarios de Girona, celebrada anoche en el pabellón de Fontajau, repartió también sus galardones de poesía, ensayo, narrativa juvenil, canción y páginas web.

País íntim está protagonizada por una mujer que narra en primera persona la relación con su madre y, en tono provocador, aproxima al lector a personajes y situaciones cotidianas que apuntan hacia hechos históricos que parecen muy distantes. La autora, que obtuvo por su obra Càmfora (1993) galardones tan prestigiosos como el Premio Nacional de Literatura Catalana y el de la Crítica Serra d'Or, explicó que, tras 20 años sin presentarse a un premio, se decidió a causa del "momento difícil" que viven los autores catalanes y por la voluntad de ganar lectores. El premio significa también el abandono de Edicions 62 y su desembarco en Columna, que publica el Bertrana desde el año pasado. Con 42.100 euros, es uno de los premios literarios mejor dotado de la literatura catalana.

El título que mereció el 28º Premio Miquel de Palol es Pragart, un juego de palabras entre pregar -'rogar'- y la ciudad de Praga. Su autora, Mireia Vidal-Conte, documenta mediante sus poemas la temporada que pasó en la capital checa. Vidal-Conte ha ganado este mismo año el premio de poesía Recull.

Un estudio firmado por Ricard Torrents sobre las relaciones entre Verdaguer y Gaudí y sus respectivos mecenas, el marqués de Comillas y el conde de Urgell, obtuvo el 26º Premio Carles Rahola de Ensayo. Jaume Benavente ganó por su parte su quinto galardón al obtener el 20º Premio Ramon Muntaner de literatura juvenil. Els amants de Sarajevo es una historia de amor ambientada en el salvaje asedio de la ciudad.

En Sosa càustica, de Eduard Caminas, recayó el X Premi Cerverí de letra de canción. Se trata de un heptasílabo que, según confesó, le salió "tras un ataque de apoplejía del alma". El XI Premi Cerverí de canción por votación popular fue para No em vull fer gran, escrita por Dani Coma, del grupo de música infantil Macedònia. El V Premio Lletra de páginas web de la literatura catalana fue para el blog anónimo Llibreter.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_