TECNOGENTE

Javier Torres, 'telefonólogo'

Este trabajador autónomo tiene más de 50 móviles, está abonado a las tres operadoras y mensualmente le llega una factura de 240 euros

De una bolsa saca un diminuto teclado y lo despliega sobre la mesa para conectarlo al teléfono. Es su última adquisición. "Ahora debo tener alrededor de 50 teléfonos. No los he comprado todos. Algunos me los regalan. El último comprado es un 6680 de Nokia. Estoy esperando a que saquen la serie N, porque los teléfonos llevarán disco duro y se podrán reproducir canciones en MP3 y hacer fotografías con una buena resolución y guardarlas en el teléfono", explica Javier Torres (Zaragoza, 1955), un aficionado a la telefonía móvil que da cursos en el zaragozano barrio de La Almozara sobre cómo usar mejor el móvil.

Torres es trabajador autónomo. Diariamente hace más de 300 kilómetros con su furgoneta, sin salir de Zaragoza. Lleva los libros de las imprentas a la empresa donde los encuadernan y los devuelve a los impresores cuando los pliegos están cosidos y les han puesto cubiertas. "Empecé a usar los móviles hace 12 años. El primero fue un moviline, que ocupaba como una maleta y costaba 450.000 pesetas. En mi trabajo es muy importante estar comunicado porque ahorras muchos viajes". Nunca lleva menos de tres móviles encima.

Trucos para el móvil

En 2001, un accidente le obligó a estar siete meses de baja laboral. "Como no podía salir de casa, empecé a utilizar el ordenador y a navegar por Internet. Hasta entonces no lo había empleado y no sabía cómo funcionaba". Comenzó a leer en los foros todo lo que aparecía sobre telefonía móvil. "Fui radioaficionado y siempre te queda el gusanillo de la tecnología. Me gusta conocer los trucos, los atajos del teléfono. Uno muy sencillo es emplear la combinación * N # (asterisco, N y cuadradillo) antes de mandar un mensaje. Así se sabe cuando el destinatario recibe el mensaje".

Escritor aficionado y lector empedernido, -"lee los libros que transporta y escribe los mensajes hasta con acentos", dice uno de sus amigos-, cuando escribe mensajes cortos (SMS) a jóvenes, opta por emplear su mismo lenguaje. "Me mimetizo", explica mientras sonríe. Si es una persona joven, empleo las "K". Pero si se trata de alguien de más edad, me gusta escribirle con mayúsculas".

Reconoce que en telefonía, lo más difícil es elegir la compañía y la tarifa. "Para mí, una tarifa barata es a seis céntimos el minuto". Emplea teléfonos de las tres compañías y así elige la tarifa que más le conviene en función de la franja horaria. Cada mes gasta alrededor de 240 euros en teléfono. "Estoy convencido de que pasaría de 500 si no estuviera pendiente de la compañía y la hora".

En la furgoneta también habla por teléfono. Ha instalado un aparato para no infringir las normas y hablar sin emplear las manos. "Bluetooth, por supuesto".

Javier Torres.
Javier Torres.FERNANDO GARCÍA

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 31 de agosto de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50