CULTURA Y ESPECTÁCULOS

El éxito tardó un poco en llegar

A pesar de su temprana pasión por la poesía, en la que le inició su profesor Alphonse Bonnafé, los triunfos no llegaron pronto a la vida de Georges Brassens (Sète, 1921). El cantautor debió esperar hasta los inicios de los años cincuenta. Antes de esa época y gracias a otro cantante, Jacques Grello, lo contrataban en algunos cabarets, pero nadie se interesaba en sus temas. 1952 fue el año clave de su trayectoria poética y musical. Conoció a la cantante Patachou, que dirigía un cabaret de moda y que le hizo una audición la tarde del 6 de marzo. Brassens sedujo a algunos espectadores y Patachou le dio trabajo.

Desde sus primeros conciertos, el trovador conoció el éxito, tanto de público como de crítica. Jacques Canetti, director artístico de la casa Polydor y dueño del cabaret Les Trois Baudets, lo contrató en su negocio y decidió registrar algunos de sus títulos. Mientras tanto, le propuso una gira de verano como preparación para afrontar definitivamente su profesionalidad a partir del 19 de septiembre. Fue entonces cuando inició su carrera triunfal, a pesar de que el público no siempre recibió sus canciones con entusiasmo, ya que -como en el caso de Le gorille- llegaban a escandalizar. La aparición de sus primeros discos también tropezó con obstáculos por el contenido de sus textos. Pero su carrera siguió adelante.

En 1953 publicó su primera novela, La tour des miracles. En diciembre de ese mismo año se editó su primer álbum, Georges Brassens chante les chansons poétiques (et souvent gaillardes) de Georges Brassens [Georges Brassens canta las canciones poéticas (y a veces atrevidas) de Georges Brassens]. Vino después la consagración y largas giras por Europa y África. En 1981 murió de cáncer.-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS