_
_
_
_

El Consell rechaza la oferta de diálogo de Pla y se enroca tras el trazado del trasvase al Vinalopó

El Grupo Popular vota en contra de crear un foro que consensúe las políticas hídricas

El Consell y el Grupo Popular rechazaron ayer en el pleno de las Cortes Valencianas la oferta de diálogo del secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, para intentar conjugar los intereses enfrentados de los regantes y usuarios de la cuenca del Júcar y los del Vinalopó. En un pleno extraordinario celebrado en el restaurado Saló de Corts del Palau de la Generalitat, los populares optaron por enrocarse tras el actual trazado previsto para el trasvase Júcar-Vinalopó y acusaron a los socialistas de sembrar la cizaña para paralizar la transferencia entre cuencas.

Los tres grupos parlamentarios desplegaron ayer estrategias diferentes para afrontar una cuestión que preocupa y divide a miles de valencianos en las cuencas del Júcar y del Vinalopó: el trazado del trasvase previsto y, singularmente, el punto en el que se recogerá el agua -que en el proyecto actualmente previsto se ubica río arriba en el embalse de Cortes de Pallás, pero que el Ministerio de Medio Ambiente estudia trasladar a la desembocadura-.

El PP de Francisco Camps optó por alinear a su equipo habitual. El consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón, para desgranar los argumentos técnicos en favor del actual trazado; el portavoz del grupo parlamentario, Serafín Castellano, para reiterar el argumentario elaborado por el partido; y el portavoz adjunto, Rafael Maluenda, para dar estopa a la oposición, fundamentalmente la socialista.

García Antón argumentó que el pacto sobre el trazado del trasvase Júcar-Vinalopó ya se había realizado en el plan de cuenca, donde no hubo ningún voto en contra. El consejero manifestó que, a excepción de tres tramos, ya estaban todas las obras del proyecto adjudicadas y en un alto grado de ejecución e insistió en que el cambio de la toma del agua hasta la desembocadura haría inviable el trasvase, ya que encarece el proyecto y no permite el abastecimiento de agua potable por lo que el coste para el riego se dispararía. El titular de la cartera de Infraestructuras recordó, igual que los portavoces de su grupo parlamentario, que en un informe de abril de 2005 la empresa del Estado, Aguas del Júcar, defendía el actual trazado del trasvase al Vinalopó.

Esquerra Unida-L'Entesa dejó el debate en manos de su diputado verde Carles Arnal que optó por salir a la tribuna e ir ensartando en un alambre lo que, en su opinión, son las mentiras del PP en materia hídrica. Arnal negó que al Júcar le sobre agua, que el trazado del trasvase ahora discutido tuviese consenso y que los beneficiarios de la transferencia hídrica vayan a ser los agricultores.

El PSPV, por su parte, aceptó el reto de dar al debate parlamentario la relevancia que pretendía el Consell -con una convocatoria extraordinaria y un escenario excepcional- y dejó la intervención en manos de su portavoz y secretario general, Joan Ignasi Pla. El líder socialista salió a la tribuna y puso su propia peana para tomar altura en un pleno convocado a la medida del Gobierno valenciano: "El PP mantiene este debate sobre una premisa falsa, que había consenso [sobre el trazado] y que esto que se plantea [cambiar la toma] es inviable". Sobre esta idea, Pla desplegó su línea argumental con comodidad. Primero aseguró que los socialistas defenderán "con uñas y dientes" el trasvase Júcar-Vinalopó. Luego leyó parte de un "informe confidencial" de la Consejería de Territorio que cuestiona el trazado previsto -y que el consejero Rafael Blasco negó que existiera horas más tarde-. Finalmente, Pla propuso al PP la creación de un Foro del Agua en el que se pacten estas políticas a largo plazo con todos los sectores y que el Consell cree, en paralelo, la Agencia Valenciana del Agua para ejercer de manera efectiva sus propias competencias. Pla se ofreció, también, a unirse a Camps para exigir en Madrid que un cambio alternativo de trazado no suponga ningún retraso en la llegada del agua.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ninguna de las propuestas socialistas, concretadas tras el debate en iniciativas parlamentarias, prosperó. El PP se opuso a las propuestas del PSPV y EU-L'Entesa al considerar que todo lo que no sea seguir con la ejecución de las obras previstas es una artimaña para acabar haciendo inviable el trasvase.

Camps y Pla se saludan duante la celebración del pleno dedicado al trasvase Júcar-Vinalopó celebrado en el Palau de la Generalitat.
Camps y Pla se saludan duante la celebración del pleno dedicado al trasvase Júcar-Vinalopó celebrado en el Palau de la Generalitat.JORDI VICENT

El anfitrión

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, hizo ayer de anfitrión del Parlamento valenciano, que celebró excepcionalmente su reunión plenaria en el Palau de la Generalitat. Sin embargo, Camps renunció a intervenir en el debate y dejó el desarrollo del mismo a personas de su estricta confianza.

Y como la ocasión la pintan calva, Pla aprovechó la oportunidad para ejercer de presidente de la Generalitat. Relajado, con una disposición escénica que jugaba a su favor -de pie en la tribuna, con Camps sentado a poco menos de un metro a su derecha-, el líder socialista optó por mantener el debate con el jefe del Consell y no con el consejero de Infraestructuras.

Pla combinó sus ofertas de diálogo con los reproches al PP y su imagen de presidenciable con un respeto institucional, a veces exagerado, destinado a convencer a los oyentes de la actitud partidista con al que actúa el Gobierno valenciano. "¿Cómo un gobierno se pone al frente de una manifestación de unos contra otros? Que el presidente anuncie su presencia en una manifestación de unos contra otros es increíble. Usted debería buscar el consenso y el diálogo entre todos", dijo Pla, que insistió: "Usted es mi presidente, ejerza de presidente de todos y baje de esa estrategia de enfrentar a los valencianos". Tanto insistió Pla que, finalmente, el consejero tuvo que salir a justificar la decisión de Camps de acudir a la manifestación convocada por los usuarios del Vinalopó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_