Batasuna plantea a Zapatero que se sacuda la presión del PP y le ofrece "contrapartidas"

La formación ilegalizada protagoniza la marcha de Bilbao y ataca al PNV y a la Ertzaintza

Batasuna capitalizó ayer la manifestación de Bilbao que el departamento vasco de Interior había permitido al no ver elementos para prohibirla y la convirtió en un acto de apoyo a su propuesta de Anoeta. Tras acabar sin incidentes el recorrido, al que se sumaron unas 3.000 personas, una de las convocantes formales cedió de inmediato la palabra a Pernando Barrena, dirigente de la formación ilegalizada. Barrena instó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a que "se sacuda la presión del PP" y afronte "con valentía" un proceso de paz en el que "necesitará seguramente contrapartidas". "Pídalas", ofreció Barrena sin concretarlas. El dirigente independentista criticó con dureza al PNV y a la Ertzaintza.

Más información

La marcha, que comenzó ante la sede central del PSE en Bilbao, protegida por seis furgonetas de la Ertzaintza, se desarrolló durante menos de una hora, en la que los participantes cubrieron los cerca de dos kilómetros del recorrido sin ningún incidente y entre algunos gritos a favor de la independencia y de los presos de ETA. La pancarta con el lema "Orain Herria, orain bakea" ("Ahora el pueblo, ahora la paz"), el lema usado por Batasuna para difundir su propuesta de Anoeta, fue portada por los convocantes formales de la cita, entre ellos los ex miembros de la Mesa Nacional de HB Txomin Ziluaga y Tasio Erkizia.

Algo detrás avanzaban algunos de los actuales dirigentes de la formación ilegalizada, como Barrena, Jone Goirizelaia, Joseba Permach o Julen Aginako; también estaban el secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga, y el histórico ex dirigente de ETA Antxon Etxebeste, entre otros. Dos banderas de Batasuna ondearon en el recorrido.

Zapatero y el presidente del PNV, José Jon Imaz, centraron el mensaje de Barrena. El dirigente de Batasuna advirtió de que se acerca "la hora de la verdad" para alcanzar "la paz que tanto necesita" Euskadi. Dirigiéndose expresamente a Zapatero, y tras recordar que ayer se cumplía el tercer aniversario de la ilegalización de Batasuna, Barrena le pidió que "se sacuda la presión del PP y de la derecha", de "las viejas recetas", y se implique "con valentía" en un proceso de paz como, a su entender, ha hecho el laborismo británico. Tras plantear al presidente que "respete la voluntad de los ciudadanos vascos", Barrena instó a Zapatero a que "lo intente en serio". "Sabemos que eso no es tarea fácil. Necesitará contrapartidas. Pídalas", agregó sin hacer ninguna alusión a qué ofrecería la izquierda abertzale o ETA en su caso.

El representante de Batasuna concluyó asegurando que con "recetas democráticas" la paz es posible, y que para ello está tendida sin ninguna duda "la mano de la izquierda abertzale".

La marcha coincidió con el día grande de las fiestas de Bilbao. El Ayuntamiento izó a las ocho de la mañana y durante veinte minutos las cuatro banderas (española, ikurriña, europea y de la ciudad) en la fachada del consistorio. Barrena inició sus ataques al PNV recriminando precisamente a Imaz que la enseña española es la de su proyecto de "cosoberanía" y la "que impide decidir a los vascos".

Los ataques a Imaz continuaron unidos a duras críticas a la Ertzaintza, de quien dijo que es igual a la Guardia Civil o al Cuerpo Nacional de Policía. Barrena censuró que se utilice la Ertzaintza para sacar a Batasuna de las calles y aplicar la legislación antiterrorista y, a "sangre y fuego", la política del ex presidente José María Aznar y su ex ministro de Interior, Ángel Acebes. Para gusto de sus fieles, Barrena acusó a la Ertzaintza de ser una policía de batzoki (las sedes del PNV) y de seguir el "modelo Roquetas". Concluyó advirtiendo a Imaz que la legitimidad de su discurso depende de un cambio en la Ertzaintza y sus mandos.

Tras la manifestación se sucedieron reacciones políticas similares a las registradas en los días previos. Mientras PP y PSE sostuvieron que no se debía haber autorizado la marcha, los socios del PNV en el Gobierno vasco (EA y EB) defendieron lo contrario. El colectivo de funcionarios Manos Limpias ha interpuesto una denuncia contra el consejero de Interior, Javier Balza, ante el fiscal general del Estado y el fiscal jefe del Tribunal Superior vasco por prevaricación al haber permitido la marcha.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ratificó ayer la prohibición de la manifestación que Batasuna pretendía celebrar hoy en Berriozar, informa Mikel Muez. El Superior navarro considera acreditado que Batasuna era en realidad la entidad convocante como ya decidió el pasado 22 la Delegación del Gobierno en esa comunidad.

Cabeza de la manifestación de Bilbao. Los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Joseba Permach caminan unos metros más atrás.
Cabeza de la manifestación de Bilbao. Los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Joseba Permach caminan unos metros más atrás.LUIS ALBERTO GARCÍA
Pernando Barrena, dirigente de Batasuna, se dirige a los manifestantes.
Pernando Barrena, dirigente de Batasuna, se dirige a los manifestantes.AP

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de agosto de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50