Entrevista:Pilar Gallego Berruezo | Subdelegada del Gobierno en Madrid

"Jamás habría ordenado el cierre nocturno de la colonia Marconi"

Pregunta. ¿Cómo ha sido el primer año en su nuevo puesto?

Respuesta. Muy intenso. Hemos trabajado mucho, de acuerdo con nuestra planificación, pero luego todos los imprevistos que han surgido, que han sido muchos, nos han hecho doblar el esfuerzo. Ha sido un año que yo a veces le decía al delegado, a mi jefe: "Nos ha pasado de todo. ¿Nos va a pasar algo más?". Hacía mucho que no nevaba y ha nevado, hacía mucho que, afortunadamente, no se incendiaba nada y se ha incendiado...

P. ¿Qué le parece el uso político que se hizo de la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT)?

R. En primer lugar, es muy bueno que todos los ciudadanos se manifiesten. Es un derecho constitucional que todos podemos ejercer cuando nos parezca oportuno. Ahora, no se deben manejar o rentabilizar para cuestiones ajenas a la verdadera reivindicación de la manifestación. A esa manifestación fue mucha gente de buena fe que se encontraron en que de alguna forma les estaban utilizando para otros fines que no eran los que en realidad estaban planteados.

Más información

P. ¿Cómo fue la actuación de la Delegación del Gobierno?

R. Ante todo técnica. Tramitamos muchas manifestaciones en toda la Comunidad de Madrid, y cuando nos ponemos delante de esa tramitación somos absolutamente técnicos, les brindamos a todos los organizadores la ayuda, no olvidando que el organizador es el responsable de la manifestación. Les brindamos la ayuda y la garantía de que ese ejercicio de su derecho se realiza con seguridad y con libertad.

P. Y en el asunto de las detenciones de afiliados del PP, ¿tuvo algo que ver la Delegación?

R. No, fue una actuación absolutamente policial y será un juez quien determine si esa actuación es conforme a derecho o no.

P. ¿Y qué opina del hecho de que el Gobierno regional sacara un helicóptero para grabar la protesta?

R. Me parece lamentable, porque yo creo que, tanto por parte de la Delegación del Gobierno como por parte del Ayuntamiento, esa manifestación estaba absolutamente coordinada desde el punto de vista de la seguridad y las comunicaciones entre las instituciones responsables eran muy fluidas. No entiendo que se sacara un helicóptero que se dedicó a otros fines de los que está previsto, que se sacara no sé todavía para qué ni por qué motivos de seguridad. Estaba fuera de sus competencias en ese momento, porque no está para contar manifestantes. Y me llama la atención que se sacara ese helicóptero sobre todo porque creo recordar que en dos ocasiones no hubo helicópteros o medios disponibles para el incendio de Guadalajara.

P. ¿Por qué es tan fluida la relación de la Delegación del Gobierno con el Ayuntamiento y tan difícil con la Comunidad?

R. Cuando llegó el nuevo equipo de la Delegación del Gobierno, tuvimos muy claro que en el tema de la seguridad ciudadana y en otros temas en los que compartimos varias instituciones competencias poco se podría hacer si no colaborábamos todos. El ciudadano no quiere que nos peleemos por temas que a ellos les interesan, que son fundamentales en su vida. Lo tuvimos tan claro que brindamos la posibilidad a todas las instituciones que convivimos en la región de trabajar juntos y de elaborar los proyectos. El Ayuntamiento cogió esa mano que le ofrecimos de una forma leal. Hemos trabajado con buenos resultados. En el caso de otras instituciones no ha sido así.

P. ¿Se hace política a favor de un partido desde algunas instituciones como la Comunidad?

R. Sí, algunas veces. No debemos olvidarnos de que las instituciones que gobernamos somos instituciones y gobernamos para todos. Pero puede ser que alguna actuación del Gobierno regional sí tenga cierto matiz partidista.

P. ¿Cree que las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (Bescam) pueden ser el intento de crear la policía autonómica de Aguirre?

R. La Delegación siempre estará de acuerdo con el aumento de policías por parte de la administración local. De ahí a que se conviertan en policía autonómica hay un paso. Tendríamos que empezar por modificar el estatuto. Y luego ya veríamos.

P. La delincuencia está bajando en Madrid, ¿a qué se debe?

R. Al método de trabajo. No cabe duda de que hemos potenciado el número de agentes, y nosotros siempre decimos que no es sólo el número de efectivos, que es importante, sino también el método, que está dando resultados que en el primer semestre son buenos. No tenemos ningún indicio de que vayan a desviarse para el segundo semestre, con lo cual vamos a cerrar el año con unos resultados muy satisfactorios. Además están los efectivos. Hemos traído más de 1.300 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 919 guardias civiles.

P. ¿No puede ser que estuviera tan alto que ya por necesidad tenía que empezar a bajar?

R. No. El aumento de la delincuencia, si no se trabaja con seriedad, puede ser infinito. Por eso insisto en que es el método de trabajo: coordinación, colaboración y rentabilizar los medios.

P. Por parte de la Delegación del Gobierno, ¿cómo se ve el cierre nocturno de la colonia Marconi?

R. cuando menos, es arriesgada jurídicamente... Yo así, a bote pronto, diría que, si hubiera sido mi competencia, es una decisión que jamás habría tomado, habría estudiado otras fórmulas.

P. ¿Puede hacer algo en ese punto la Delegación?

R. Al ser una ordenación de tráfico, no tenemos competencias.

P. ¿Les han llegado quejas?

R. Todavía no. Quizá lleguen.

P. ¿Va a dar el visto bueno la Delegación del Gobierno a las cámaras de la plaza Mayor?

R. La Delegación del Gobierno lo que hará es esperar a que la Comisión de Control de Videovigilancia se pronuncie. La Delegación del Gobierno ha enviado a esta comisión la solicitud del Ayuntamiento, que es la encargada de resolverlo. Si el informe es positivo y se garantizan todos los derechos que respecto a este tema tienen los ciudadanos, no tendrá inconveniente. Estamos esperando el informe para septiembre. Y supongo que se aprobará siempre que quede claro con el dossier del Ayuntamiento que se pretende una custodia del patrimonio artístico que hay en la plaza Mayor.

P. ¿Y lo ve bien?

R. Ahí tengo diversas opiniones: para un tema estrictamente de seguridad ciudadana, sería la última medida que habría que tomar. Otra cosa es para la defensa de un patrimonio cultural o artístico. Podría ser disuasorio para pintadas, para temas de vandalismo... Ahí no me parece mal. Para un tema estrictamente de seguridad ciudadana, adoptaríamos primero otras medidas, o en última instancia, dependiendo de cómo fuera la situación, podríamos adoptar ésta, pero no me gustaría nada. Yo creo que hay otras.

P. Una de las justificaciones del Ayuntamiento es la inseguridad.

R. Con los planes que tenemos en conjunto con el Ayuntamiento, podríamos adoptar otras medidas. Lo primero hay que garantizar la intimidad del ciudadano y que esas grabaciones no se utilicen para otras cosas.

P. ¿Cómo evoluciona el tema de Villaverde?

R. De momento, bien. Las medidas conjuntas con el Ayuntamiento han dado resultados. Los vecinos viven con más tranquilidad, que es lo que a nosotros nos obsesiona. Pero no nos engañemos: si las medidas sociales anunciadas no se llevan a cabo, el conflicto, en la forma que saltó hace unos meses o de otra forma, puede volver.

P. ¿Le parece adecuada la política para luchar contra la prostitución del Ayuntamiento de Madrid?

R. Yo no voy a calificarla de adecuada o no. Yo creo que el resultado es que se está trasladando de un sitio a otro. El tema de la prostitución yo creo que tiene que tener un enfoque mucho más global, desde el punto de vista también de políticas sociales.

P. ¿Entonces ve bien lo que se ha hecho en Montera?

R. La pregunta que hay sobre la mesa es muy clara: ¿tuvo algún resultado? Me parece que no. El tema de la prostitución no es un tema de seguridad en sí mismo. Puede traer desviaciones hacia temas de seguridad, pero hay que enfocarlo desde un punto de vista más social.

Pendiente del móvil

"Por mucho que planifiques los días con antelación, siempre puede ocurrir cualquier imprevisto que te cambia la jornada". Con esa frase resume la subdelegada del Gobierno en Madrid su día a día en este puesto de responsabilidad.

"Otra de las cosas que caracteriza el día es que entramos a una hora prudencial, sobre las nueve de la mañana, y no sabemos nunca cuándo salimos: pueden ser las ocho de la noche, nuestro horario normal, o a las doce de la noche, según las cuestiones imprevistas que surjan. Son días intensos, días en los que vas saltando de tema a tema. Los días suelen ser de 24 horas. No desconectas nunca", añade Pilar Gallego. Y es que siempre tiene que estar localizable, por lo que el móvil se ha convertido en una de sus herramientas de trabajo más necesarias.

Uno de los días más intensos de trabajo se produjo cuando se incendió la torre Windsor el pasado 12 de febrero: "Lo recuerdo con estupor. Por lo que significaba y por la imagen estética. Lo que significaba, que todavía hoy, en un país como el nuestro, pueda haber un edificio de esas características que se queme en ese tiempo récord".

"Hay que reflexionar mucho sobre eso, hay que prevenir para que no vuelva a ocurrir. Y luego el impacto de la primera noticia: hay gente, no hay gente, puede haber víctimas... Fue una noche de mucha tensión, temiendo que se extendiera a otros edificios, cuidando de que la gente de alrededor estuviera informada...", explica Gallego.

"Otro recuerdo que tengo muy grato, dentro de lo desagradable que fue aquella noche, fue el de coordinación entre las distintas administraciones. Allí estábamos todos los que teníamos que estar", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de agosto de 2005.

Lo más visto en...

Top 50