Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLF | Torneo de la PGA norteamericana

Woods, contra el tiempo

El Tigre recupera posiciones, y Bjorn hace la mejor tarjeta de la historia

Tiger Woods pasó el corte en la PGA norteamericana de milagro. En el último hoyo. En el último golpe. Sumó 144 impactos en las dos primeras rondas, cuatro sobre el par del campo de Baltusrol, en Springfield, Nueva Jersey, y se coló en las rondas finales. Hubiese sido la primera vez en toda su carrera que fallaba el corte en un grande. Y la tercera en total. O sea, una hecatombe. Una tragedia. Pero cruzó el umbral del fin de semana y ha cogido carrerilla. Ayer completó la tercera jornada en 66 golpes, cuatro bajo par, y, en total, ya se encuentra al par del campo.

Lejos pues del zurdo más famoso del golf, el estadounidense Phil Mickelson, que tras los dos primeros recorridos lideraba el campeonato con ocho golpes bajo par (su tercero no lo había concluido a las doce y media de la noche de ayer, aunque a falta de tres hoyos se hallaba con un global de -7).

"Todo está en manos de Mickelson y los otros muchachos que van por delante de mí", comentó el Tigre, que confesó sentirse "disgustado". Mickelson, profesional desde 1992, tardó 13 años en ganar su primer grande, el año pasado, cuando se impuso en el Open de Estados Unidos.

Uno de los "muchachos" a los que refiere Woods es el fiyiano Vijay Singh, el ganador del torneo la edición del año pasado. Singh, que le arrebató a Woods el número uno durante un tiempo, es un jugador sólido y regular. Otro, es el danés Thomas Bjorn, que ayer, en la tercera ronda, con una tarjeta de 63 golpes igualó el mejor recorrido de la historia en un grande. Bien es cierto, que esos dígitos se han obtenido en 22 ocasiones. "La lista de los que lo han conseguido es larga, pero es una buena lista para estar en ella", declaró el jugador. Gracias a ese brillantísimo recorrido, el danés llegó a empatar con Mickelson en la cabeza de la tabla, aunque, después, el estadounidense se recuperó y con tres hoyos por completar aventajaba a Bjorn en dos golpes.

Los españoles, que finalmente pasaron el corte, están todos en posiciones lejanas a la cabeza. Sergio García, Miguel Ángel Jiménez y José María Olazábal nadan en posiciones intermedias y sin opciones de disputar la victoria tras la tercera jornada. Jiménez fue el mejor de los tres en el día de ayer con 69 golpes y acumula una desventaja con el campo de tres impactos. García, el Niño, firmó 71 golpes y está con +1 y Olazábal, 72, se quedó muy atrás, con +5.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de agosto de 2005