Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cinta de la M-30 y la de Leganés se rodaron con la misma cámara digital

La cinta de reivindicación del 11-M que fue depositada el 13 de marzo de 2004 en una papelera junto a la mezquita de la M-30 y la hallada en Leganés (que sirvió de base para la ahora localizada en un disco duro) fueron grabadas con la misma videocámara: una de la marca JVC, modelo DVX400-EG, que fue localizada en mal estado, una vez más entre los escombros de Leganés. A esta conclusión han llegado los agentes del Servicio de Innovaciones Tecnológicas de la Comisaría General de Policía Científica tras comparar fotograma a fotograma las diferentes grabaciones y hacer pruebas con videocámaras de las marcas JVC, Sony y Canon.

La cinta de la M-30 fue grabada entre las 17.01 y las 17.03 del 13 de marzo (sábado, víspera y jornada de reflexión de las elecciones generales). Es decir, dos horas antes de que un comunicante anónimo telefoneara a Telemadrid para informar de que había quedado depositada dentro de un calcetín, en el interior de una papelera sita junto a la mezquita central de Madrid. En ella, un tal Abu Dujana reivindica los atentados.

Los investigadores siempre se han inclinado por que el lector de ese comunicado era Youssef Belhadj, que según sus familiares se apoda Abu Dujana, pero no han podido aseverarlo tras someter a éste a diferentes pruebas de voz, según todas las fuentes consultadas. El lector del primer vídeo, culto, acostumbrado a leer con corrección y que lee de forma pausada, aún es una incógnita.

Lo que sí aseguran es que la bandera verde que figura en los dos vídeos es, casi con total seguridad, la misma, la que posteriormente hallaron en Leganés. La túnica blanca que viste el embozado de la primera cinta, además, presenta la misma confección en pico de quien aparece a la izquierda del lector del comunicado de Leganés (quien se supone que es Allekema Lamari).

Por ello, la policía está más que persuadida de que ambas grabaciones se hicieron, aunque en momento distintos y con distintos protagonistas, en Leganés. Este piso fue alquilado por los terroristas el 8 de marzo, por lo que cabe la posibilidad de que fuera el plató de ambas cintas. Lo que no saben es en qué momento los terroristas pensaban hacer público el vídeo final que estaba alojado en el disco duro del ordenador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 2005