_
_
_
_

El PSOE admite diferencias en las ayudas estatales

El PSOE admitió ayer diferencias "parciales" entre los decretos de ayuda del Gobierno central para los siniestros de Guadalajara de este año y el del verano pasado en Sevilla y Huelva. Durante la reunión de la Diputación Permanente de la Cámara -que rechazó la comparecencia urgente de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y la consejera, Fuensanta Coves- el portavoz socialista, Manuel Gracia, dijo que la desigualdad no es en ningún modo sustancial ni supone agravio alguno.

Propuso que el grupo de trabajo sobre incendios forestales de la Cámara haga un análisis comparativo para ver qué medidas se deben solicitar a Madrid.

El portavoz explicó estos desfases, que estimó menores, en que el decreto de Guadalajara se ha abordado con una "óptica distinta, con una presión ciudadana muy fuerte por la muerte de 11 personas, quienes, además, pertenecían al servicio de extinción". "Por eso", añadió, "ha habido dimisiones en Castilla-La Mancha y se ha abierto una comisión de investigación, no por el incendio en sí".

Manuel Gracia no convenció a la oposición, que había solicitado en bloque las comparecencias inmediatas de Narbona y Coves. El portavoz del PP, Antonio Sanz, habló de trato discriminatorio, doble rasero, silencio vergonzante, sumisión de la Junta y ninguneo constante de José Luis Rodríguez Zapatero. Concha Caballero, de IU, dijo que las protestas de la oposición han sido fundamentales para que la Administración andaluza haya reaccionado y solicitado al Gobierno central líneas de ayudas complementarias. "Está claro que la Junta tiene poco peso político, Andalucía gira en torno de lo que sucede, no se mueve por sus propias circunstancias y está al albur de lo que ocurre fuera", señaló.

La portavoz izquierdista añadió que las medidas para Sevilla y Huelva se están aplicando con retraso y, además, sufragadas al completo por la Junta andaluza, mientras que en el caso de Guadalajara corresponde al 100% al Gobierno de la nación.

Una intervención similar tuvo el portavoz andalucista, José Calvo. Éste se agarró a un titular de los diarios de ayer del consejero de Presidencia (quien anunciaba que Andalucía tendría las mismas ayudas que Guadalajara en otoño) para poner el grito en el cielo. "¿Es que se tiene que producir otro incendio de graves consecuencias fuera para que a Andalucía le lleguen las ayudas?", preguntó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_