Análisis:Zapping
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Fritanga nacional

Dos de las cadenas públicas que el domingo pasado retransmitían pruebas motociclistas y automovilísticas, TVE y TV-3, decidieron retrasar considerablemente la emisión de su Telediario.

Dos tazas

Tanto TVE como TV-3 disponen de un segundo canal con el que, en ocasiones así, resuelven el problema. Se empieza la carrera en la cadena más vista y, al llegar la hora del Telediario, se pasa al segundo canal. Así se preserva la continuidad de la narración, la prioridad de servicio público y el protocolo de géneros. No hacerlo establece un precedente que llegó en un día informativamente muy denso, con secuelas del incendio de Guadalajara y de los atentados de Londres. En TV-3, además, el comentarista invitado para ilustrar la carrera de fórmula 1 fue Josep Bargalló, conseller en cap de la Generalitat. No dudo de sus conocimientos en materia de motor, pero les aseguro que poner la tele para ver las noticias y comprobar que están dando una carrera comentada por un primer ministro produce reacciones que van desde la perplejidad a la indignación abstencionista. Además, no pude cambiar y pasarme a TVE porque allí ocurría exactamente lo mismo, lo cual agravó doblemente mi condición de contribuyente. Moraleja: siempre nos quedará la radio.

Domingueros

Maneras de sobrevivir (Tele 5) se estrenó hace dos semanas, tras el último capítulo de 7 vidas. Eso le perjudicó, y sólo permitió intuir que era una serie vocinglera, caótica y con una tendencia de los actores a no vocalizar, algo habitual en la España audiovisual. El segundo capítulo aclaró un poco las cosas: Maneras de sobrevivir es, además, una serie de treintañeros de barrio humilde, atrapados por el paro, el estrés de los autónomos o la adictiva comodidad de vivir en casa de los padres. También se alimenta de la inestabilidad de las parejas, con sus infidelidades y utilizaciones de hijos tan desorientados como los padres. Las relaciones entre los personajes son de amistad y amor en su modalidad ni contigo ni sin ti. Abundan escenas de bar y de peluquería, broncas y reconciliaciones entre inmaduros que van de eternos adolescentes e inmaduras que, para que no las tomen por tontas, se pasan de listas. La serie parece adcribirse a la épica de barrio y a una estética de la fritanga que, con más matices y salvando las distancias, también encontramos en, por ejemplo, la película Tapas. Una de las reflexiones que genera esta serie es cómo lo verosímil y lo real no siempre van unidos. Los personajes de Maneras de sobrevivir son más reales que los de 7 vidas pero son menos verosímiles. Queda la voluntad de homenajear a currantes apaleados por la vida y por sus propias limitaciones, referencias desacomplejadas al alcohol, el sexo y las drogas y un espíritu lisérgico que, de vez en cuando, asoma para transformar el fracasado costumbrismo en psicotropia dominguera.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS