Ebro Puleva obtiene 90 millones por la venta de sus antiguas sedes y de otros inmuebles

Los edificios de Azucarera y Ebro en Madrid han sido adquiridos por Layetana y Alting

Ebro Puleva ha cerrado en los últimos días acuerdos para la venta de dos edificios, antiguas sedes en Madrid de las empresas fusionadas Ebro (Villanueva, 8) y Azucarera Española (Ruiz de Alarcón, 5), y otros inmuebles por valor de 90 millones de euros. Las dos sedes, sujetas a protección, han sido adquiridas por las inmobiliarias catalanas Layetana y Alting. Con estas ventas, la empresa que preside Antonio Hernández Callejas, que ya vendió la antigua sede de Agrícolas en Barcelona, alcanza 180 millones en ingresos por venta de inmuebles y terrenos de fábricas.

La firma oficial de la operación de venta está prevista para hoy martes. El grupo -resultante de la fusión de las antiguas Azucarera Española, Ebro y Compañía de Industrias Agrícolas y, posteriormente, de éstas con Puleva- trasladará su domicilio a un edificio de alquiler en el paseo de la Castellana, de Madrid.El grupo, que maneja varias ubicaciones, debe abandonar las actuales instalaciones en un plazo de 12 meses.

La sede oficial del grupo (antigua de Ebro) en la calle Villanueva. 8 (junto a la Biblioteca Nacional), ha sido adquirida por el grupo inmobiliario catalán Layetana por 34 millones de euros. Layetana también ha comprado un edificio vecino de pisos por 10,2 millones de euros. Se trata de un inmueble singular, alguna están protegidas como patrimonio arquitectónico. Layetana es una sociedad inmobiliaria constituida en 1964 que comenzó su actividad en la promocion residencial. Posteriormente, amplió su actividad en la construcción de hoteles para volcarse en los últimos años en el desarrollo de proyectos de residencias para mayores y centros de ocio. En 2004, el grupo hizo unas inversiones de 568 millones de euros con unas ventas por valor de 709 millones.

La antigua sede de Azucarera, en la calle Ruiz de Alarcón, 5 (junto al Museo del Prado), ha sido adquirida por la firma de gestión inmobiliaria catalana Alting por 26,1 millones de euros. Alting fue constituida en 1977 y sus actividades más importantes se concentran en la consultoría, la promoción inmobiliaria y las inversiones en el sector.

No terminan aquí las operaciones de desinversión. En Villarrubia (Córdoba), ha vendido los terrenos de la vieja fábrica remolachera cerrada hace algún tiempo por ocho millones de euros a la empresa Noriega.

Finalmente, a esas cifras se suman unos ingresos de 12,5 millones de euros por la venta de la fábrica láctea de Leyma, en la localidad coruñesa de Arteixo. Hace unos años, el grupo pagó por la planta 15 millones de euros. Dadas las actuales circunstancias en el sector de la leche, se considera que la venta se ha hecho a un precio justo, posición que comparte el comprador, Jesús Lence, propietario de Leche Río. Estas operaciones se suman a la sede de Barcelona (antigua de Agrícolas) y los terrenos de las fábricas de León, Valladolid y Granada.

Para el presidente de Ebro Puleva, Antonio Hernández Callejas, con estas actuaciones se pretente lograr para la empresa unas instalaciones modernas, funcionales, más adecuadas para el trabajo frente a unos edificios antiguos e, incluso, en algunos casos con valor histórico, que suponían una gran pérdida de espacio útil al no estar permitido realizar obras de acondicionamiento.

En principio, los responsables del grupo renuncian a la posibilidad de disponer de una sede propia única por considerar que el futuro no está en la imagen de una sede, sino en la disponer de instalaciones adecuadas para el trabajo. Desde esa misma perspectiva se renuncia por el momento a una política de compra de instalaciones ante la existencia de unos precios caros en el mercado inmobiliario, cuando son posibles rentas baratas por la abundancia de oferta para alquiler.

Grupo en expansión

La primera compañía alimentaria española elevó en abril a la presidencia a Antonio Hernández Callejas en sustitución de José Manuel Fernández Norniella. En la actualidad mantiene una estrategia compradora en el exterior, sobre todo, en los campos de pastas y salsas.

El grupo, estructurado en tres áreas de negocio (arroz, leche y azúcar), ha invertido en los últimos cinco años más de 1.000 millones de euros en la compra de compañías para entrar en nuevos mercados. Las dos más importantes ha sido la de la francesa Panzani con un inversión de 639 millones de euros, y la de la arrocera estadounidense Riviana por 309 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50