Verano 2005

Desalojados 37 niños de una colonia de la ONCE por el fuego de Estepona

"Ha sido un desastre, nos hemos tenido que ir con lo puesto" señala Icíar con un hilo de nerviosismo en la voz. Ella es una de los cinco monitores que la ONCE había contratado para dirigir un campamento de verano en el parque Selwo Aventura de Estepona (Málaga), un recinto a medio camino entre el zoológico y el safari que ayer por la tarde tuvo que ser desalojado debido al incendio que se declaró en el cercano paraje de Valerín. El fuego fue controlado alrededor de las 19.15.

Desde ayer por la mañana hasta el fin de semana, 37 niños con edades comprendidas entre los seis y los 14 años tenían previsto disfrutar del contacto con la naturaleza en el parque Selwo, que acoge una amplia muestra de fauna africana y asiática, junto con especies más dóciles y cercanas, como la vaca o la oveja. Todos estos niños están vinculados a la ONCE bien por ser afiliados -todo aquél con una discapacidad visual significativa puede serlo independientemente de la edad-, bien por ser hijos de afiliados o bien por ser acompañantes de estos últimos.

"Todas las actividades se han cancelado, muchos padres se están llevando a sus niños a casa y otros están llamando para pasar a recogerlos" señala Icíar. Los niños también han pasado miedo y preguntan por sus padres, según la monitora. Y es que el incendio, que se declaró alrededor de las 17.00 en una zona de pastizal y matorrales a unos 500 metros del parque, avanzó hasta las puertas del recinto en cuestión de minutos, gracias al fuerte viento de poniente que llevaba soplando todo el día.

Junto con los niños, unos 350 visitantes que en ese mismo momento se encontraban visitando Selwo Aventura también tuvieron que ser desalojados. Fuentes del Plan de Prevención de Incendios de la Junta de Andalucía (Infoca) avanzaron que el origen del fuego, que devoró cinco hectáreas de pastizal, puede hallarse en el poblado de El Velerín, una urbanización abandonada que ha sido utilizada habitualmente por grupos de okupas y excursionistas que realizan juegos de guerra con fuego.

Ninguno de los animales del parque ha sufrido daños como consecuencia del fuego, según la empresa que gestiona el recinto. No obstante, uno de los poblados de cabañas que sirven de alojamiento a los visitantes de Selwo se ha visto afectado por el fuego. Se trata de construcciones de madera y piedra que imitan las típicas construcciones africanas. Al menos dos de estas cabañas han sido pasto de las llamas, según el Infoca.

A lo largo del día de hoy está previsto que se permita el acceso al parque Selwo a todas aquellas personas que fueron evacuadas ayer sin que pudiesen recoger sus efectos personales. Entre ellos los niños del campamento de verano de la ONCE, que tenían previsto alojarse en las cabañas del recinto durante toda la semana.

El incendio de Estepona se suma al que también ayer afectó a una zona de pastizal y cultivos abandonados en el término municipal de Mijas (Málaga). Por causas que aun no se han esclarecido, a las 18.45 se declaró un pequeño incendio en el paraje natural de La Cala que fue aumentando de tamaño a medida que el viento de poniente impulsaba las llamas. Más de 70 miembros del servicio de extinción de incendios se emplearon en la contención de las llamas con la ayuda de tres helicópteros y cuatro aviones. A las 21.15 el Infoca dio por controlado el incendio después de haber arrasado cerca de 20 hectáreas de matorral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 2005.