Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:COYUNTURA INTERNACIONAL

Contango

Mediante los mercados de futuros los agentes económicos se aseguran de poder comprar o vender determinado bien o activo en una fecha próxima. Los futuros más conocidos son los de tipos de interés, pero recientemente los futuros sobre el petróleo están despertando un gran interés por su posible contribución a la escalada de precios de esta materia prima.

Su mecanismo de funcionamiento es diferente al de sus homólogos financieros. Se trata de un bien físico, que presenta un coste de almacenamiento y transporte, y cuyos inventarios son pequeños en relación con la cantidad que se consume, la cual, a su vez, presenta gran estacionalidad. Además, la posibilidad de desabastecimiento o de puntas de demanda inesperadas lleva a los oferentes a mantener niveles bastante estables de inventarios. Estos factores llevan a que los operadores del sector petrolero tengan una elevada preferencia por el presente, lo que limita las oportunidades de arbitraje existentes en los mercados financieros, y a que típicamente la curva de precios de los futuros de esta materia prima presente una forma invertida. Es decir, el precio de petróleo hoy acostumbra a ser superior al que se paga por adquirirlo en el futuro.

La presencia de operadores no petroleros en el mercado de derivados podría estar incidiendo en los precios del petróleo

Sin embargo, en la actualidad la pendiente de la curva de estos instrumentos se ha tornado positiva (es decir, el precio del petróleo hoy es inferior al que se cotiza a más de un mes vista) lo que en la literatura financiera se conoce con el nombre de mercado en contango. Ello podría reflejar las expectativas de futuras tensiones en el abastecimiento. Sin embargo, los mercados en contango, que incentivan la acumulación de inventarios, se suelen producir en momentos de exceso de oferta en los que los precios del petróleo eran impulsados a la baja. Lo excepcional hoy es que coincide un mercado en contango, con precios de contado muy elevados.

Una de las razones que se baraja para esta anomalía es la presencia en el mercado de operadores financieros que, en un contexto de elevada liquidez mundial, han encontrado en el mercado de derivados del petróleo una oportunidad para elevar sus rentabilidades. Aunque es un factor difícil de calibrar, el creciente aumento en las posiciones de agentes de sectores no petroleros en estos instrumentos apunta a un incremento de la influencia de factores ajenos al sector energético en la formación de los precios del petróleo al que quizá haya que ir acostumbrándose.

Carmen Hernansanz es Economista-Jefe de Análisis Sectorial del Servicio de Estudios de BBVA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de julio de 2005